Mis blogs

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Cómic, Fotografía, Moda), Heródoto (Actualidad, Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).y Pensamiento, Religión y Teo

sábado, 19 de julio de 2014

La pintura contemporánea en Baleares (1830-1868).

LA PINTURA CONTEMPORÁNEA EN BALEARES (1830-1868).

PARTE I. EL PERIODO 1830-1868.
La primera época de 1830-1868/1870 es de recuperación (redreça), marcada por la muerte de Fernando VII en 1833 y la revolución de 1868 que destrona a Isabel II. Hay un notable progreso económico gracias a las reformas agrarias liberales de Mendizábal (sobre todo entre 1834 y 1851) y la desaparición de la piratería berberisca en 1830, que promueven la producción agrícola y el comercio marítimo, así como la industria textil y de calzado. Pudo abrirse así en 1834 el primer servicio de transporte de pasajeros y mercancías entre Palma y Barcelona, y se construyen las primeras barriadas de residencias fuera de la ciudad de Palma (c. 1830 las de Sa Vileta, Son Serra, Son Llull y Son Rapinya; c. 1850 la de El Terreno, Portopí y Es Molinar), lo que exige decorar sus muros con cuadros, así que la burguesía mallorquina aumenta su demanda de pinturas, como muestra en 1848 la primera de las Exposiciones Industriales, organizadas por la Diputación Provincial de Baleares.
La formación artística estaba antes en las manos privadas de los gremios y de la Academia de Nobles Artes para la enseñanza del Dibujo que había promovido la Societat Econòmica d’Amics del País, y tras la desaparición de los gremios se inicia en 1849 la enseñanza oficial con la Academia Provincial de Bellas Artes, promovida por Bartomeu Sureda Miserol, que proporcionaba estudios medios, supliendo la falta de estudios artístico en el primer Institut Balear (1836). Pero no había estudios superiores, reservados a las Academias de Barcelona, Madrid, Valencia, Sevilla…
Hay cuatro notables pintores mallorquines: Salvador Torres (1799-1882), Agustí Buades (1804-1871), Faust Morell (1821-1880) y Joan Mestre Bosc (1824-1893). Otros artistas, considerados menores, son Bartomeu Sureda (1769-1851) y Joan O’Neille (1828-1907).

Un precedente de la pintura contemporánea en Baleares: Pasqual Calbó (1751-1817).
Pasqual Calbó Caldés (Maó, 1751-1817) fue el primer artista menorquín conocido que se formó fuera de la isla, en Italia (1774-1779), gracias al consejo del pintor italiano Giuseppe Chiesa (1720-1789), maestro de la mayoría de artistas menorquines de la segunda mitad del siglo. Formado en el estilo barroco, pronto pasó en Italia al neoclasicismo. Tras una estancia exitosa pero breve en Viena (1779-1780), volvió a Menorca. En 1788 viajó a América, pintando paisajes prerrománticos en EE UU y el Caribe hasta su retorno a Menorca en 1790. Fu un precedente excepcional en la pintura romántica de las islas y un notable tratadista divulgador de las ciencias.
Fuentes: Pasqual Calbó (1751-1817).

Salvador Torres (1799-1882).
Salvador Torres Sanxo (Palma de Mallorca, 1799-1882) fue profesor de dibujo de la Academia de Nobles Artes antes de entrar en la orden jesuita. Su pintura religiosa y de historia, de estilo neoclásico y neorrenacentista, tiene su culmen en la tela central del retablo de la capilla de Sant Pere de la Seu de Palma. Dedicó una serie de nueva telas a La vida del beato Alonso Rodríguez.
Fuentes: Salvador Torres (1799-1882).
Agustí Buades (1804-1871).
Agustí Buades Frau (Palma de Mallorca, 1804-1871) es un retratista de la alta sociedad que también destaca en la pintura religiosa, con un estilo romántico de inspiración barroca, de gran calidad en el dibujo y el colorido. Su Libro de Razón conserva la lista de toda su producción entre 1822 y 1871 y es una fuente esencial para conocer no solo la evolución del artista sino también de la demanda de arte en Mallorca.
Su hijo, Agustí Buades Muntaner (1836-1912), formado en el taller de su padre, fue pintor de los mismos géneros y de bodegones. 
Fuentes: Agustí Buades (1804-1871).
Faust Morell Orlandis (1821-1880).
El rico aristócrata Faust Morell Orlandis (Palma de Mallorca, 1821-1880), presidente de la Academia de Bellas Artes de Palma entre 1853 y 1880, se dedica a la pintura religiosa y de historia, en un estilo clasicista que fue muy influyente en la generación de finales de siglo.
Fuentes: Faust Morell Orlandis (1821-1880).
Joan Mestre (1824-1893).
Joan Mestre Bosc (Palma de Mallorca, 1824-1893), retratista, aunque con incursiones en la historia, religioso y el paisaje, con un estilo progresivamente realista desde 1875. En el género de historia destaca Rendición del walí de Mallorca al rey Jaime I (1878) y en el histórico-religioso Salvación de Moisés de las aguas del Nilo (en la capilla de Sant Salvador de Artà).
Fuentes: Joan Mestre (1824-1893).
Bartomeu Sureda Miserol (1769-1851).
Bartomeu Sureda Miserol (Palma de Mallorca, 1769-1851), un gran empresario y modernizador de la industria en la península, que se retiró a Mallorca en 1836 y cultivó la pintura paisajística, al modo del estilo tenebrista del pintor barroco Claudio de Lorena (1600-1682). Entre sus amistades figuró Goya, que pintó su retrato en 1803-1804.
Fuentes: Bartomeu Sureda Miserol (1769-1851).

Joan O’Neille (1828-1907).

Joan O’Neille Rossinyol (Palma de Mallorca, 1828-1907), un aristócrata, pintor paisajista de cierta calidad, influyó en el gusto por la pintura au plein air de sus amigos Ricard Anckermann y Antoni Ribas, de la generación posterior. Invitó a Mallorca a los pintores Aureliano de Beruete (1874 y 1877) y Carlos de Haes (1877), también partidarios de pintar al aire libre.

O'Oneille. Camp de Mallorca.

Juan O Neille - Paisaje Del Puig De Galatzó, Mallorca
O'Neille. El puig de Galatzó (1876).

Fuentes: Joan O’Neille (1828-1907).
Internet.
Exposiciones.
<Joan O'Neille 1828-1907>. Palma. Ses Voltes (noviembre 1994-enero 1995). Cat. 107 pp. Introd. de Catalina Cantarellas, seguida de Tratado de paisaje. Imp. Pedro José Gelabert. Palma. 1862. 79 pp.


Los pintores españoles.
Solamente tenemos un pintor destacado en el decenio de 1860, antes de la llegada en el decenio siguiente de Haes y Beruete.

Joaquim de Cabanyes (Vilanova, 1799-Madrid, 1879) fue un notable paisajista, de gran éxito comercial en su época, que se especializó en paisajes del Garraf y Mallorca, sobre todo a partir de su retiro como militar en 1860. Durante dos decenios viajó por las costas catalanas y mallorquinas, escogiendo paisajes y marinas.