Mis blogs

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Cómic, Fotografía, Moda), Heródoto (Actualidad, Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).y Pensamiento, Religión y Teo

martes, 22 de abril de 2014

HA 3 UD 6. El arte del Egeo: 1. Introducción al arte del Egeo, minoico y micénico. El arte cicládico.

HA 3 UD 6. EL ARTE DEL EGEO: 1. EL ARTE CICLÁDICO.

EL ARTE DEL EGEO.
Introducción.
Las leyendas griegas sobre la época.
Los descubrimientos arqueológicos.
Evolución histórica de Egeo durante la Edad del Bronce.
La ciudad de Troya.

1. EL ARTE CICLÁDICO.
CARACTERÍSTICAS.
ESCULTURA.

EL ARTE DEL EGEO.
Introducción.
La civilización del Egeo es un término usado para referirse a la civilización desarrollada durante la Edad del Bronce hacia 3000-1200 aC en la cuenca del mar Egeo, principalmente en las islas Cícladas, en la isla de Creta y en la Grecia continental.



Los escritores de la antigua Grecia contaban historias de una remota “edad de los héroes”, pero no se conoció nada concreto sobre la civilización del Egeo hasta finales del siglo XIX, cuando comenzaron las excavaciones arqueológicas en los yacimientos de las legendarias ciudades de Troya, Micenas, Cnosos, y otros centros de la Edad del Bronce.
Después de la cultura cicládica, aparecen sus dos culturas principales: la minoica, que floreció en Creta y alcanzó su esplendor a mediados de la Edad del Bronce (c. 2000-1450 aC), especialmente en las ciudades de Cnosos, Festos y Mallia; y la micénica, que se desarrollo sobre todo a finales de la Edad del Bronce (c. 1450-1100 aC), sobre todo en las ciudades de Micenas, Tirinto y Pilos.


Tauromaquia o Danza del toroFresco de Cnosos. Col. Museo de Heraklión.


Sacerdotisas oferentesFresco de Cnosos. Col. Museo de Heraklión.

El arte llamado egeo se desarrolla en los milenios III y II aC en el ámbito del Mar Egeo. El concepto de arte egeo es confuso y no hay un amplio consenso al respecto: generalmente los historiadores entienden que comprende las artes de las culturas cicládica, minoica y micénica, junto a otras de menor importancia en Eubea, Rodas o la costa anatolia, como la antigua Troya de Homero, pero algunos los separan en tres artes independientes y otros consideran que el cicládico está completamente separado del creto-micénico (minoico y micénico).
El origen común es probablemente el estilo pictórico naturalista que empezó en la Creta minoica; el movimiento y variedad del arte minoico, incluso en su primera fase abstracta, sugiere vida. Desde Creta, este estilo se extendió a otras islas egeas y al continente griego, donde fue modificado por las tendencias geométricas ya presentes. La temática humana y animalística que caracteriza al arte egeo sugiere una religión de la naturaleza.


Cerámica de época cicládica (isla de Rodas) con motivos geométricos y de animales. Destaca el motivo del pájaro. 


Cerámica minoica con motivos geométricos de animales.

Se ha establecido que hubo influencias del arte minoico y micénico sobre el arte griego prearcaico, debido a que muchos artesanos continuaron con producciones inspiradas en modelos anteriores a las invasiones dorias, especialmente en los lugares donde los recién llegados eran minoritarios o no se establecieron. Pero no se debe exagerar esta influencia, pues hubo una ruptura cultural y artística radical, como se advierte en la pérdida de la técnica de edificar palacios fortificados, pintar los frescos minoicos o del uso de la escritura lineal.

Las leyendas griegas sobre la época.
Según la mitología griega, hubo un tiempo en el que tuvieron lugar grandes acontecimientos, en los cuales los dioses mismos se implicaron en los asuntos humanos. La historia del rey Minos y de la muerte del Minotauro en el laberinto a manos del héroe griego Teseo pudo ser la interpretación mítica de la lucha por la hegemonía en el mar Egeo, tras la cual Micenas obtuvo el control de Cnosos. El poema épico de Homero La Ilíada describe los acontecimientos de la Guerra de Troya, la cual se cree provocó la caída (tradicionalmente se data en 1184 aC) de Troya en manos de los griegos, o aqueos, como los llamaba el famoso bardo, que también menciona los lugares que se supone son los centros del periodo micénico, tales como la “Micenas dorada”, donde el rey Agamenón reinó; Pilos, donde Néstor fue asesinado, y Ftia en Tesalia, el hogar del héroe Aquiles.


Máscara de Agamenón. Micenas. En realidad perteneció a un rey unos dos siglos anterior.

Los descubrimientos arqueológicos.
Heinrich Schliemann.

Un arqueólogo alemán aficionado, Heinrich Schliemann, fue el responsable de algunos de los descubrimientos más famosos del siglo XIX en la región del Egeo. En 1870 comenzó a excavar el montículo llamado Hissarlik, en Turquía, y en 1871 encontró las ruinas de Troya (también llamada Ilión). Más tarde, halló en el Peloponeso griego los enclaves de Micenas en 1876-1878 y Tirinto en 1884. Descubrimientos de fortificaciones, cerámica, ornamentos y tumbas reales conteniendo oro y otros artículos demostraron la existencia de una civilización muy desarrollada que había florecido desde aproximadamente el 1500 hasta el 1200 aC. El trabajo de Schliemann fue continuado por numerosos ar­queólogos desde finales del siglo XIX y durante el siglo XX.


Los delfines. Fresco minoico en Cnosos.


Reconstrucción de una galería del primer piso del palacio de Cnosos.



Arthur Evans.

En 1900 el arqueólogo británico sir Arthur Evans descubrió en la isla de Creta un palacio grande y complejo en Cnosos, que relacionó con el rey Minos y el laberinto. Evans también descubrió tablillas de arcilla cocida con dos tipos de escritura, que se remontan a la mitad del II milenio aC, denominadas lineal A y lineal B. Las tablillas de escritura lineal B, aproximadamente del 1200 aC, también se han encontrado en Pilos, Micenas y otros lugares. Dos británicos, el criptólogo Michael Ventris y el erudito clásico John Chadwick, probaron que el lineal B es una proto-forma del griego, mientras que el lineal A es la lengua de la Creta minoica, aún sin descifrar. El descubrimiento del lineal B en Creta avanza la conclusión de que los micénicos, desde el continente, invadieron a los minoicos a mediados del segundo milenio aC y que la conquista fue completada hacia el 1450 aC.


Tablillas con signos de Lineal A (izquierda) y Lineal B (derecha).

Dibujos de tablillas con signos de Lineal B.

Además, artefactos encontrados en las islas Cícladas señalan la existencia de una civilización cicládica que tenía conexiones con las continentales y las cretenses. Excavaciones más recientes en las islas que rodean Delos datan la cultura cicládica en el IV milenio aC, cuando los comerciantes en busca de obsidiana (un cristal volcánico) y los pescadores establecieron asentamientos temporales en ella. Aunque no se han encontrado muestras de escritura, los cicládicos elaboraban una cerámica característica, joyas e ídolos de mármol, generalmente representando mujeres y frecuentemente de tamaño natural, que originariamente eran pintados lujosamente. Incorrectamente llamados “diosas madre”, estos ídolos asociaban al difunto con el poder del mar, que fue el centro de la vida de las Cícladas.
Desde los años 1930 las excavaciones del profesor griego Marinatos (desde 1932 hasta su muerte en 1967) de un asentamiento cicládico en la isla de Santorín (o Thera) han descubierto frescos y artefactos similares a los de la civilización minoica. La isla fue destruida por una gran erupción volcánica h. 1627 aC (otros estudios afirman que h. 1450 y otros fue h. 1214), seguida de un catastrófico maremoto que afectó a la civilización cretense y podría haber sido la base para los escritos de Platón sobre la desaparición del continente de la Atlántida. [http://es.wikipedia.org/wiki/Santorini].


Ruinas de Santorín (o Santorini o Thera).




Vista aérea y de la ladera de la pared interior del volcán Santorín.

Evolución histórica de Egeo durante la Edad del Bronce.
Descubrimientos arqueológicos recientes, tales como los de la localidad de Dimini en Tesalia, al norte de Grecia, han proporcionado pruebas materiales de una progresión cultural desde el neolítico hasta la edad del bronce, que comenzó aproximadamente hacia el 3000 ac y de la que se han identificado tres fases: primitiva, media y última.
1) Bronce primitivo. Hacia el 3000 aC llegaron nuevos pobladores al Egeo, quizá procedentes de Asia Menor, que usaban el bronce para sus armas y herramientas. En el continente los poblados eran pequeñas comunidades independientes, generalmente protegidas por gruesos muros, que en Creta y de las islas Cícladas se hicieron más complejas a lo largo de los siglos siguientes. Los enterramientos eran al principio comunales en todo el Egeo, con un lugar de ofrendas para el culto y un rico ajuar funerario acompañando el cadáver, pero las costumbres funerarias se diversificaron: en el continente, las sepulturas eran fosas comunes, aunque algunas eran más elaboradas; en las Cícladas, las sepulturas consistían en cámaras cubiertas de piedra (cistas); y en Creta utilizaban tumbas de piedra circulares, osarios rectangulares (depositos de huesos) y cuevas.
2) Bronce medio. Hacia el 2200-1800 aC otra ola de nuevos pobladores, de la familia lingüística indo-europea, probablemente desde los Balcanes, llegó al continente y las islas Cícladas. Muchos de los asentamientos previos fueron destruidos y se estancó la cultura durante dos siglos, especialmente en el continente. Los invasores introdujeron nuevos tipos de cerámica y el uso del caballo.
En cambio, Creta se salvó de esta invasión y desarrolló en este periodo y el segundo milenio aC una cultura floreciente, la minoica, caracterizada por las grandes construcciones, los frescos, los jarrones y una escritura temprana. Destacan los grandes palacios reales construidos alrededor de amplios patios eran los puntos centrales de estas comunidades, siendo el más importante el de la ciudad de Cnosos, que fue destruido por terremotos (probablemente desde 1700, tal vez siendo el peor el de 1627 aC), reconstruido a una escala mayor y ocupado finalmente por una invasión micénica hacia el 1450 aC (otras estimaciones apuntan a 1400 o como máximo h. 1380). Los minoicos destacaron en la artesanía, dominaron el mar Mediterráneo oriental y comerciaron con las Cícladas, la Grecia continental, Chipre, Siria, Sicilia y Egipto.



La religión minoica es representada artísticamente por una sacerdotisa-serpiente, o diosa-serpiente, cuyo culto estaba asociado a la fertilidad y al ciclo lunar y solar. Esta figura de culto había sido una diosa del tipo de las del Próximo Oriente, que probablemente, junto con su consorte moribundo y resucitado, simbolizaban las estaciones.


Diosa de la serpiente. Cnosos. Col. Museo de Heraklión.

3) Bronce último. A la destrucción de los palacios de Creta aproximadamente en el 1450 aC le siguió el declive de los minoicos y el desarrollo de los micénicos, de los que hay numerosas pruebas arqueológicas en Creta, como su arte y las tablillas de lineal B. Las ciudades del continente se convirtieron en los nuevos centros preponderantes de la civilización del Egeo. Sus grandes fortificaciones así como los jarrones pintados con escenas de caza, batallas y enterramientos de jefes militares, y de un estilo geométrico, prueban que los micénicos eran un pueblo guerrero.


Micenas, con la puerta de los Leones en la parte inferior y la ciudadela al fondo.


Puerta de los Leones. Micenas.


Micenas, en la calle circundante a las tumbas de los reyes.


Tumba de Atreo. Afueras de Micenas. En realidad perteneció a unos reyes dos siglos anteriores a Atreo, el padre de Agamenón.

Por lo general, la ciudad micénica se elevaba sobre una colina, con un palacio fortaleza del rey en el punto más alto. La rodeaban murallas gruesas de piedra desigual, denominadas muros ciclópeos. Las ciudades más grandes, como Micenas, tenían barrios extramuros, de materiales perecederos por lo que apenas han dejado rastro.


Las tablillas en escritura lineal B proporcionan nombres de dioses griegos, tales como Zeus, y anotaciones detalladas de la contabilidad de las posesiones reales. El oro, máscaras, armas y joyas encontrados por Schliemann en los emplazamientos de los enterramientos reales (datados h. 1600 aC) indican la gran riqueza y el poder obtenido por los micénicos cuando conquistaron el imperio mercantil minoico.

La ciudad de Troya.

Troya h. 1200, en la época de su destrucción por los aqueos.

Troya, situada en el Helesponto era un punto crucial en el comercio entre Europa y Asia, entre el Mediterráneo y el Mar Negro, y probablemente sus reyes recaudaron peajes a los mercaderes micénicos, lo que incitó a estos a atacarla. Las pruebas arqueológicas indican que la ciudad del nivel VIIa fue destruida aproximadamente en el 1200 aC, muy cerca de la fecha (1184 aC) aceptada por los antiguos griegos, lo que corroboraría parte del relato homérico.
Pero poco después del 1200 aC la civilización egea se derrumbó, hecho que algunos historiadores atribuyeron al desastre natural de Santorín y en la actualidad se apunta, más probablemente, a la invasión de los dorios, un nuevo pueblo griego procedente de los Balcanes, más guerrero todavía que los aqueos, a los que superó gracias a sus armas de hierro y carros de batalla. Este periodo coincide con los ataques de los Pueblos del Mar que destruyeron el imperio hitita y amenazaron incluso Egipto. Siguió un periodo conocido como Edad Oscura.

2. EL ARTE CICLÁDICO.

CARACTERÍSTICAS.



La civilización cicládica, que no era todavía griega, se expande en el III milenio sobre las islas del Egeo, especialmente sobre las Cícladas en su zona central. Es una civilización que se alimenta de la agricultura y ganadería de las islas, y que tiene una notable vida marítima, puesto que comercia con la obsidiana, el mármol y los metales de sus propias mina y los intercambia por productos que de las rutas comerciales entre la península de Anatolia y la Grecia continental.
En el II milenio fue sustituida por la civilización minoica, que la sometió a tributo e impuso finalmente su cultura.

ESCULTURA.
La escultura cicládica es de excepcional calidad por su gran pureza y abstracción, lo que ha despertado la admiración de artistas contemporáneos como Brancusi, Giacometti, Picasso, Moore o Miró.


Escultura cicládica. Col. Museo Arqueológico Nacional, Atenas.


El arpista. Col. MET, Nueva York.


Figurillas femeninas.

Las figuras antropomórficas de las islas Cícladas (sobre todo Syros y Keos) son ídolos de una estética esquemática en sus estilizados contornos que recuerdan los de los violines, cuellos alargados y los rasgos apenas definidos del rostro. Pueden ser de tamaño natural con hasta 1,5 metros de altura en las pocas piezas situadas en santuarios importantes, o un tamaño más reducido para las piezas más frecuentes, con una media de 20-40 cm. El material es el mármol, muy abundante y de calidad en la isla de Paros. Están brillantemente pintados, aunque hoy han perdido el color. La temática es normalmente de mujeres con sus brazos cruzados debajo del pecho, evocando tal vez la Diosa-Madre anatólica, pero con más probabilidad la relación del de la comunidad con el mar; hombres sentados tocando el arpa (El tañedor de arpa de Keos) o la flauta, o sosteniendo copas en sus manos.

FUENTES.
Internet.
Enciclopedia Encarta, de Microsoft. Es la fuente principal, en una amplia paráfrasis, de la mayoría de apartados.

Documentales.
Arte minoico. Varios documentales. [https://www.youtube.com/playlist]
La guerra de Troya. Documental. Dos partes de 46 minutos. Las excavaciones arqueológicas en Troya y la interpretación de la Iliada de Homero.

Troya. Documental. 52 minutos. Se centra en aspectos como el mito, la excavación de Schliemann y las “joyas de Príamo”.

La civilización de los héroes. 24 minutos. Serie Secretos de la Arqueología. Ebla (Siria), Troya (Anatolia), Micenas (Peloponeso).
La civilización minoica. Conferencia de la profesora Eva Tobalina sobre la civilización cicládica y la minoica. 73 minutos. [https://www.youtube]

Exposiciones.
*<Esculturas de arte cicládico>. Madrid. MNCARS (26 mayo-30 agosto). 58 esculturas de colección del ateniense Museo de Arte Cicládico de la Fundación Nicholas P. Goulandris. Reseña de Samaniego, Fernando. Las esculturas de las islas Cícladas mantienen 5.000 años de misterio. “El País” (25-V-1999). El museo tiene 300 obras de gran calidad.

Libros.
Broodbank, Cyprian. An Island Archaeology of the Early CycladesCambridge University Press. Cambridge. 2002. 436 pp.
Castleden, Rodney. Minoans: Life in Bronze Age Crete. Routledge. Nueva York. 1990. 210 pp.
Dickinson, Oliver. The Aegean Bronze Age. Cambridge University Press. Cambridge. 1994. 366 pp.
Higgins, Reynold. Minoan and Mycenaean Art. Oxford University Press. Nueva York. 1981. 216 pp.
Hood, Sinclair. The Minoans. Praeger. Nueva York. 1971. 239 pp.
Hood, Sinclair. The Arts in Prehistoric Greece. Yale University Press. New Haven. 1994. 311 pp.
Hornblower, Simon; Spawforth, Antony (eds.). The Oxford Classical Dictionary. Oxford University Press. Nueva York. 2003 (3ª ed. rev.). 1.700 pp.
Pedley, John Griffiths. Greek Art and Archaeology. Harry N. Abrams. Nueva York. 1998 (2 ed.). 384 pp.
Shelmerdine, Cynthia W. The Cambridge Companion to the Aegean Bronze Age. Cambridge University Press. Cambridge. 2008. 554 pp.

No hay comentarios: