Mis blogs

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Cómic, Fotografía, Moda), Heródoto (Actualidad, Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).y Pensamiento, Religión y Teo

sábado, 17 de agosto de 2013

El arquitecto argentino César Pelli (1926), el maestro de los rascacielos.

César Pelli (1926) es uno de los arquitectos más innovadores en la creación de rascacielos en los últimos decenios.

El argentino César Pelli (Tucumán, Argentina, 1926), establecido en EE UU desde 1952, decano de la Facultad de Arquitectura de Yale en 1977, es autor de algunos de los rascacielos más emblemáticos de fines del siglo XX: el World Financial Center de Nueva York (1985), el Canary Wharf de Londres (1991), las Torres Petronas de Kuala Lumpur (1998), que con sus 452 metros fueron las más altas del mundo hasta 2003, rematadas al modo de un templo islámico escalonado, incorporando las influencias de la cultura budista del Lejano Oriente.
Pelli proclama que las vanguardias históricas no se han interesado por los rascacielos:
‹‹Ni Le Corbusier ni la Bauhaus desarrollaron una teoría de la altura como sí hicieron, en cambio, con los edificios de desarrollo horizontal. (...)››.
Él, en cambio, defiende con sólidos argumentos los rascacielos, no solo por su ahorro energético o de espacio, que es indiscutible, sino sobre todo por su valor simbólico:
‹‹Los rascacielos siguen teniendo grandes ecos emocionales en el público. Los seres humanos somos verticales, con los ojos colocados en la parte alta del eje. Nuestra condición erguida hace que tendamos a lo alto. Los faraones estaban enterrados en el sótano, pero encima se hacían construir unas pirámides que hasta hace relativamente poco fueron las construcciones más altas de Occidente. Los zigurat mesopotámicos, los campanili italianos, las torres de defensa, están ahí como un deseo de crecer. (...)››

Canary Wharf en Londres (1991), de Pelli.

Considera que los rascacielos deben integrarse en su entorno urbano, sin romper el sentido de los edificios que le rodean, por lo que justifica que no se hagan en el centro antiguo de las ciudades europeas con una escala cerrada (el caso de Barcelona, pero no de Madrid o Milán) y defiende su función de solución al problema del espacio en las ciudades, sin plantear problemas irresolubles de densidad urbana:
‹‹Depende de a qué distancia del centro se construyan. Densifican una parte de la ciudad, no toda. Yo no creo que las ciudades que se dispersan sean mejores que las que se concentran. La cercanía me parece muy importante. Esta entrevista podríamos haberla hecho por Internet, pero no sería lo mismo. Estar juntos, verse, forma parte consustancial del ser humano. Aparte de que la dispersión crea unos costes sociales mayores por las distancias que obliga a cubrir a los distintos servicios.››




Las Torres Petronas (1998), de Pelli.

Explica el simbolismo de sus Torres Petronas, enraizado en su contexto cultural:
‹‹Allí ensayé un diálogo con el mundo islámico. (...) Para esa cultura las formas geométricas progresivamente complejas son más importantes que para la cultura occidental. La planta de las Torres Petronas parte de dos cuadrados entrelazados, una figura que se encuentra por todo el mundo islámico, Andalucía incluida. El cuadrado es básico. Cuatro son los ríos de la felicidad del paraíso coránico A partir de la figura simple el artista elabora la complejidad, que equivale a la comprensibilidad de Dios. Pues bien, a partir de los cuadrados entrelazados llegué a una planta en estrella de 16 lados. Ése fue mi modo de dialogar con el mundo islámico. Aparte de que cada torre tiene 88 plantas oficiales. En realidad, tiene más, 92 creo, pero el ocho es el número de la suerte en la cultura china. El número 88 equivale a doble suerte. El rascacielos que construyo ahora en Hong Kong también tendrá 88 plantas.›› 

Fuentes.
Internet.
Artículos.
Fancelli, Agustí. Entrevista a César Pelli, arquitecto. “El País” (17-V-2002) 36.
Molina, Margot. Una antorcha de cristal para Sevilla. “El País” (25-I-2007) 40. Una rascacielos de 178 m. en la isla de la Cartuja.

Rincón, Reyes. Sainete en torno a un rascacielos. “El País” (29-I-2012) 41. El Ayuntamiento de Sevilla quiere parar la torre de César Pelli a petición de un órgano asesor de la UNESCO.

No hay comentarios: