Mis blogs

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Cómic, Fotografía, Moda), Heródoto (Actualidad, Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).y Pensamiento, Religión y Teo

jueves, 27 de agosto de 2015

Arte fascista italiano y europeo.

HA 6 UD 41. ARTE FASCISTA ITALIANO Y EUROPEO.
*El arte alemán nazi se trata en otra UD.

El arte fascista italiano.
El arte del fascismo italiano es el más contradictorio de los fascismos europeos. Por un lado admiró desde sus inicios el arte de la Roma antigua, el Renacimiento, el Barroco clásico, el Neoclasicismo, el realismo de la segunda mitad del siglo XIX y el art déco de los años 20, pero también coqueteó con el vanguardismo y en especial sus corrientes más reconocibles en Italia, el futurismo en las artes plásticas y el racionalismo en la arquitectura, porque el fascismo ansiaba mostrarse como una ideología que, rescatando lo mejor del pasado, se proyectaba al futuro. Asimismo, muchos de los futuristas y racionalistas habían sufrido el desastre de la participación de Italia en la Gran Guerra y la decepción posterior, y veían en el fascismo una solución nueva y esperanzadora. El régimen los tentó con bastante éxito a fin de conseguir una pátina de modernidad. Además, las formas puras y austeras de muchas de sus obras encajaban con el gusto personal de Mussolini y sus compañeros de la cúpula fascista.
El primer Congreso de Cultura Fascista se celebró en Bolonia en 1925, en el que el destacado filósofo y ministro de Educación, Giovanni Gentile, leyó su destacable discurso El fascismo en la cultura, en el que mostraba su deseo de atraer a los intelectuales y artistas con unos límites muy amplios, y se aprobó el Manifiesto de los intelectuales fascistas, que entonces o en fechas posteriores fue firmado por la mayoría de los intelectuales del país, como los escritores Marinetti, Pirandello, Curzio Malaparte, Ungaretti…


Estatua ecuestre de Mussolini como arringatore. Roma.

De resultas de esta vision ecléctica convivieron en el seno del fascismo una corriente neohistoricista, que demandaba tanto obras de un realismo heroico, en el que Mussolini era retratado como un César o Augusto en pose clásica de arringatore (orador), y una corriente vanguardista, que promovía proyectos tan avanzados como el barrio EUR al sur de Roma, de un racionalismo exquisito.
El régimen fascista de Mussolini asignó ingentes recursos al arte y la arquitectura y así el Estado se convirtió en el principal mecenas, encargando estatuas monumentales para los lugares públicos y pinturas para los interiores de las instituciones, controlando el teatro, la música, la opera, el ballet y las artes escénicas en general con una censura implacable, que desde 1923 estuvo en manos de la Subsecretaría de Estado para la Imprenta y la Propaganda y desde 1937 del Ministerio de Cultura Popular.
Mediante la Dirección General para el Cine, fundada en 1934 y dirigida por Luigi Freddi, planificó la producción cinematográfica, apoyado en el Istituto Luce, los grandes estudios de Cinecittà (fundados en 1936 para competir con los de Hollywood) y el Centro Sperimentale di Cinematografia. En la producción fílmica, enfocada al entretenimiento, la propaganda política y la difusión de los ideales sociales del fascismo, participaban desde el yerno del Duce, Galeazzo Ciano, hasta su propio hijo, Vittorio Mussolini.
En la pintura se atrajo a casi todos los futuristas, como Carrà, e incluso algunos pintores expresionistas y abstractos, como Licini, Prampolini, Radice y Cralio.
El escultor Arturo Martini (1889-1947) fue el principal escultor de la época, con su estilo figurativo entre clasicista y modernista, pero también con obras (sus cabezas de sorprendente penetración psicológica) que plasmaban la angustia existencial de la crisis italiana en la primera posguerra.

En arquitectura destacaron los seguidores racionalistas de Antonio Sant’Elia (1888-1916), otra de las víctimas de la Gran Guerra, que se bifurcaron en dos tendencias, la más racionalista de Giuseppe Terragni, Adalberto Libera, Ernesto La Padula, Giovanni Guerrini o Mario Romano, algunos de los cuales diseñaron el proyecto para la frustrada Exposición Universal de Roma (EUR) de 1942, y la más coriente más conservadora de Marcello Piacentini, que emparentó con la arquitectura neoclásica.


Resultado de imagen de Esposizione Universale Roma
Plano de EUR.

Resultado de imagen de Esposizione Universale Roma
Maqueta de EUR.

Resultado de imagen de Esposizione Universale Roma
Piazza Marconi, en EUR.

Antonio Sant'Elia. Monumento a los caídos. Como (1933). Un proyecto póstumo, que muestra la admiración del régimen por el arquitecto caído en el frente en 1916.

Giuseppe Terragni. Casa del Fascio, Como (1932-1937).

El régimen fascista impulsó en los años 30 los medios de comunicación de masas (radio, cine y revistas ilustradas), que permitieron la difusión rápida y extensa de su ideología y del arte a su servicio, en especial el diseño industrial, en el que Italia destacaba internacionalmente entonces, como se comprobaba en las Trienales de Milán de 1933 y 1936.
El arte fascista se desarrolló con cierta autonomía en las principales ciudades: Milán, cuna del movimiento novocentista con Wildt, Tosi y Funi; Turín, con Casorati; Florencia, con Soffici, Rosai, Lega y Viani; y Roma, dividida entre clasicistas y realistas.
Pero desde las leyes racistas dictadas por Mussolini en 1938, bastantes de los artistas de vanguardia italianos fueron considerados, copiando el modelo nazi, como degenerados y, por tanto, sus obras no podían ser expuestas. Entre los creadores perseguidos figuraban Chirico, el expresionista Birolli y los abstractos Ghiringhelli, Reggiani y Melotti.

El arte fascista europeo.
Los fascismos europeos copiaron o se inspiraron durante los años 1939-1944 en España, Francia, Rumanía y otros países la estética del fascismo italiano, adaptándola a sus respectivos gustos nacionales.

Francia.
El caso más llamativo fue el francés, que durante dos años pudo desarrollar en la zona bajo control de Vichy una producción artística de cierto interés. Las exposiciones oficiales se llenaron de un arte realista muy naturalista de propaganda de los valores franceses, con motivos como Juana de Arco, Napoleón y sus guerras, las conquistas coloniales, así como otras figuras o épocas triunfales de su historia.
Por motivos económicos y el escaso tiempo que duró Vichy no hubo una arquitectura fascista francesa, aunque los proyectos de Le Corbusier (cuyo pensamiento profascista ha sido revelado recientemente) encajaban con los ideales del nuevo régimen.

Manifestación de fascistas franceses del grupo de Doriot.

Portugal.
El dictador portugués Oliveira Salazar promovió el llamado Estado Novo (1928-1974), que en paralelo al Estado fascista italiano, pretendía de un lado restaurar la gloria imperial de Portugal, rescatando el arte gótico y renacentista como ideales del pasado, y por otro lado abrirse a las vanguardias para proyectar un país de futuro y además acoger a los intelectuales y artistas bajo el cobijo del Estado y el Partido.
Sus proyectos más emblemáticos son de los primeros años 40, cuando el fascismo internacional parecía a punto de dominar el mundo, y decayeron a partir de 1943 cuando la balanza de la guerra cayó a favor de los aliados.
La obra más conocida es urbanística, la llamada en 1940 Praça do Imperio (la Plaza del Imperio) de Belém, donde, inspirada en el anterior pero a la postre frustrado proyecto italiano de la EUR, se preparó una Exposición del Mundo Portugués, con monumentales pabellones del llamado Estilo Portugués Suave, mezcla de tradiciones propias y el novedoso Estilo Internacional de los racionalistas, con arquitectos como Raul Lino o Cassiano Branco.

Resultado de imagen de monumento a los descubrimientos lisboa
Destaca del conjunto el Monumento a los Descubrimientos (1940), cuyo original fue desmontado pero que se reconstruyó en 1960 en su forma actual, del arquitecto Jose Angelo Cottinelli Telmo (1897-1948) y el escultor Leopoldo de Almeida (1898-1975).

FUENTES.
Arte fascista.
Internet.


Exposiciones.
*<Art and Power. Europe under the dictators 1930-1945>. Londres. Hayward Gallery (26 octubre 1995-21 enero 1996). <Art i poder. L’Europa dels dictadors>. Barcelona. CCCB (27 febrero-5 mayo 1996). <Kunst und Macht: im Europa der Diktatoren 1930 bis 1945>. Berlín. Deusches Historisches Museum (11 junio-20 agosto 1996). Cat. Textos de Dwan Ades, Tim Benton, David Elliott, Iain Boyd Whyte. 360 pp.
Libros.


Milza, Pierre; Roche-Pézard, Fanette (dirs.). Art et fascisme: totalitarisme et résistance au totalitarisme dans les arts en Italie, Allemagne et France des années 30 à la défaite de l'Axe. Actas del Coloquio (6-7 mayo 1988), Centre d'Histoire de l'Europe du Vingtième Siècle, París. Ed. Complexe. Bruselas. 1989. 260 pp.

Silva, Umberto. Arte e ideología del fascismoFernando Torres. Valencia. 1975 (1973 italiano). 326 pp.

Arte fascista. Italia.
Internet.
Exposiciones.
*<L'arte come autocoscienza contro il fascismo di ieri e di oggi>. Brescia. Palazzo della Loggia (27 mayo-30 junio 1975). Obras de Arroyo, Guttuso, Sutherland... Cat. 80 pp.
*<Años treinta. El arte en Italia bajo el fascismo>. Florencia. Palazzo Strozzi (22 septiembre 2012-23 enero 2013). 130 obras.

Libros.
Morosini, Duilio. L’arte degli anni difficili (1928-1944). Riuniti. Roma. 1985. 178 pp. El arte italiano en los años del fascismo.

Artículos.
Agencia EFE. Roma convive con su arquitectura fascista. “El País” (10-III-2009). [http://cultura.elpais.com/cultura/2009/03/10/actualidad/1236639606_850215.html]

Arte fascista europeo. Francia.
Internet.
[https://es.wikipedia.org/wiki/Francia_de_Vichy]

Exposiciones.
*<Paris-Paris 1937-1957>. París. MNAM (28 mayo-2 noviembre 1981). Cat. Reed. Gallimard. 1992. 799 pp. Separata de *<Paris 1937-Paris 1957: créations en France>. París. MNAM (1981). Reed. 1992. 527 pp.
<Le Corbusier, mesures de l’homme>. París. MNAM (2015). Comisario: Olivier Cinqualbre. Cat. Reseña de Vicente, Álex. Le Corbusier, humanista de pasado fascista. “El País” (30-IV-2015) 40.

Libros.
Chaslin, François. Un Corbusier. Seuil. París. 2015. Le acusa de antisemita.
De Jarcy, Xavier. Le Corbusier, un fascisme français. Albin Michel. París. 2015.
Dorléac, Laurence Bertrand. Histoire de lart, Paris 1940-1944. Sorbonne. 1986.
Dorléac, L. B. Lart de la défaite 1940-1944Seuil. 1993. La historiadora aborda los años sombríos de Vichy.

Artículos.
Kramer, Hilton. Art & politics in the Vichy period. “The New Criterion”, v. 10 (III-1992) 4-9.

Arte fascista europeo. Portugal.
Internet.
[https://es.wikipedia.org/wiki/Estilo_portugués_suave]
[https://es.wikipedia.org/wiki/Monumento_a_los_Descubrimientos]