Mis blogs

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Cómic, Fotografía, Moda), Heródoto (Actualidad, Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).y Pensamiento, Religión y Teo

miércoles, 25 de junio de 2014

La mejor oferta (2013), de Giuseppe Tornatore.

La mejor oferta (2013), de Giuseppe Tornatore.

La mejor oferta (2013). La migliore offerta. Italia. Género: thriller. Duración: 124 minutos. Dirección: Giuseppe Tornatore. Intérpretes: Geoffrey Rush, Sylvia Hoeks, Donald Sutherland, Jim Sturges. Guión: Giuseppe Tornatore. Música: Ennio Morricone. Fotografía: Fabio Zamarion. Montaje: Massimo Quaglia.

La mejor oferta
[http://www.lavanguardia.com/cine/20130705/54377257252/la-mejor-oferta-no-es-lo-que-parece-critica-cine-giuseppe-tornatore.html]


[http://www.bandejadeplata.com/criticas-de-cine/la-mejor-oferta-la-migliore-offerta-2013/
La escena es una inequívoca remembranza de Vértigo (De entre los muertos).

Trama.
Virgil Oldman (Geoffrey Rush) es un prestigioso tasador de arte, un solitario sin más aparentes sentimientos que el amor por su extraordinaria colección de retratos femeninos, pero conoce a una joven (Sylvia Hoeks), una misteriosa paciente de agorafobia, que le encarga tasar y vender la colección artística heredada de sus padres que guarda en una casona. Y comienza una relación que trastocará sus vidas.
Opinión.
Tornatore ha vuelto a lo grande, superando su cima anterior, Cinema Paradiso (1988), dominando los hilos de la función en la estela de Hitchcok y entrelazándolos con rigor.
Logra un ritmo preciso en el desarrollo de un guion de gran calidad literaria, en la que las aparentes incongruencias argumentales sugieren sutiles migajas dejadas para las hipótesis y la fruición del espectador. El argumento explora con maestría numerosos conceptos: la naturaleza del arte, el paso inexorable y trágico del tiempo, la autenticidad y la falsificación, el amor y sus trampas, el juego de las apariencias y medias verdades, la oposición de los falsos extremos... 
                                       Fragmento de la partitura. 5 minutos.
Conmueve y deleita la portentosa partitura de Morricone, con delicados sones de violines y agradecidos autohomenajes a probablemente la mejor suya del último decenio.
Destaca, como acostumbra el mejor cine italiano de siempre, un cuidadoso diseño de los interiores en los varios escenarios, en especial la mansión de Oldman (¡ese paradisos donde guarda su secreta colección de belleza femenina!) y la mansión de los Ibbetson, una recreación de la fantasía de revival renacentista de los connoisseurs Berenson, Longhi, Praz o Zeri. Los intérpretes están admirables. Sylvia Hoeks, un actriz multipremiada, tiene aquí un papel agradecidísimo, como encarnación de la belleza evanescente de las madonne de Botticelli. Jim Sturgess está muy convincente en su difícil papel, aparentemente lineal pero atravesado de escondidos recovecos. Donald Sutherland, en un papel secundario pero necesario, anda sobrado y comunica todos los matices con una soltura de maestro, como en esa conversación con su amigo en cuyo trasfondo leemos la esencia de los secretos que se van deslizando. Los demás secundarios encajan con un verismo neorrealista. Sin duda, lo mejor del filme es la actuación de Geoffrey Rush, un actor de impresionante ductilidad (y aquí muy bien doblado), que con leves gestos y unas miradas y posturas casi imperceptibles, es capaz de comunicar una matizadísima evolución personal, desde un inicio pausado, en el que se nos muestra emocionalmente distante, hasta su progresiva conquista del amor y de nuestro corazón, hasta que ansiamos que alcance su oculto sueño de niño, el logro del amor como arte supremo, hasta ese momento supremo de la última escena, un monumento en la que actor y director logran una perfección clásica en la concisión, la elipsis y la elegancia.
En suma, una película extraordinaria, entre el mejor cine europeo en su género, que complacerá sobremanera a los cinéfilos.

Fuentes.
Internet.
Artículos.
Koch, Tommaso. Giuseppe Tornatore / Director de cine. ‘He rodado cada película creyendo que iba a ser la decisiva de mi vida’. “El País” (3-VII-2013) 41.
Boyero, Carlos. Una oferta inmejorable. “El País” (5-VII-2013) 44. Muy favorable.

El hombre de acero (2013), de Zack Snyder.

El hombre de acero (2013), de Zack Snyder.
El hombre de acero (2013). Man of Steel. EE UU / Canadá / Reino Unido. Género: ciencia ficción. Duración: 143 minutos. Dirección: Zack Snyder. Intérpretes: Henry Cavill, Rusell Crowe, Michael Shannon, Amy Adams, Kevin Costner, Diane Lane, Laurence Fishburne. Guión: David S. Goyer. Música: Hans Zimmer. Fotografía: Amir Mokri. Montaje: . Producción: Christopher Nolan, Charles Roven, Deborah Snyder y Emma Thomas.

Trama.
Krypton es un planeta muy avanzado tecnológicamente pero cerca de su apocalipsis al haber agotado sus recursos naturales, y sumido en una guerra civil con los partidarios del general Zod (Michael Shannon). Su mejor científico, Jor-el (Russell Crowe), ha avisado en vano del peligro y decide salvar a su hijo recién nacido, Kal-el, enviándolo a la Tierra, un planeta lejano donde tendrá poderes casi divinos. Una familia de granjeros de Kansas, Martha (Diane Lane) y Jonathan Kent (Kevin Costner), le acoge y le educa en los valores estadounidenses, como el joven Clark Kent (Henry Cavill), que pronto comienza a realizar proezas que podrían revelar su naturaleza a los humanos. Cuando cumple los 33 años todavía vive escondido, escéptico ante la reacción de la humanidad ante las implicaciones de su presencia en el planeta, pero entonces llega del espacio un tenebroso peligro: el general Zod y sus partidarios, con ánimo y terribles poderes de destrucción.
Opinión.
La película suscita un juicio ambivalente. Los medios técnicos son abrumadores, los actores son excelentes y aquí no desmerecen su fama, la historia tiene todo el atractivo del género y de la saga tan conocida, pero a los espectadores les surge ya mediado el metraje un regusto amargo, que se va consolidando hasta que al final resulta una sensación de fiasco.
Falta en esta versión la poesía y el encanto de la primera y legendaria Supermán (1978) de Richard Donner, que siempre encanta a los niños y agrada a los adultos, pese a tener unos medios técnicos anticuados en algunas escenas.
Veamos unas pocas comparaciones.
En 1978 el gran Donner realizaba solo unas pocas y escogidas escenas de acción, como la escena del helicóptero, ingenua pero divertida y bien narrada, mientras que las decenas de acciones violentas de la versión de 2013 aburren y nos resultan ajenas, hasta llegar a cansar con su repetición de ruidos y golpes. 
Donner lo adornaba todo con una veta de humor muy agradable (le bastaban unos segundos, como en el rescate del gato en el árbol), apoyado en un inconmensurable Gene Hackman como Lex Luthor, un personaje del que en 2013 no hay noticia; en cambio Snyder no nos hace sonreír ni una sola vez, como si pretendiera hacer una película dramática con toques de terror.
No es asunto menor que había más pasión, por poner un par de ejemplos, en la breve escena de Clark y su madre en el campo de trigo o en el vuelo romántico entre las nubes de Supermán y Lois Lane, que en la película entera de 2013, a la que no ayudan nada los constantes flashbacks que destruyen minuciosamente la intriga sobre la juventud de Clark, y aquí no me resisto a tildar de lamentable el montaje del rescate del autobús escolar, sin el más mínimo atisbo de incertidumbre o emoción, como si fuera un ejercicio de principiante.
Reeve y Kidder.


Reeve, un actor en verdad solo mediano, ponía más sentido de ironía en una simple mirada (recordemos la escena en la mesa de la terraza de Lane) que Henry Cavill, que no es mal actor, en toda su actuación pero es que le sacrifican haciéndole poner incólume cara de drama de Chéjov, y además Reeve y Margot Kidder tenían química, nos los creíamos como pareja romántica, mientras que Cavill y Adams emanan solo una aburrida frialdad cuando están juntos.


No todo es un desastre, claro está, en la reciente versión.
El guionista, Goyer, ha deslizado un mensaje ecológico muy transparente e incluso necesario, y lo enlaza con los planes de Zod de exterminar a los humanos y reconvertir la Tierra en un nuevo Krypton. Zod es presentado como un ser predestinado desde su nacimiento por un sistema de producción genética muy estricto, sin libertad de cambiar su mentalidad; pero entonces nos preguntamos por qué Zor-el sí pudo cambiar. Lo mejor es posiblemente, la inventiva visual cargada de simbolismos, como la rendición de Supermán colgado en el aire como un nuevo Jesucristo ante los soldados estadounidenses. Pero no basta. No.
Es un film ciertamente no apto para los menores de 12 años, para quienes resultará incomprensible por su enrevesado argumento y caótico montaje, y aburrido por su desconcertante frialdad.
Para los adultos amantes del género ya es más interesante, incluso puede ser recomendable su visión, porque recrea el mundo de Krypton con una minuciosidad apetitosa y bien lograda, cubriendo una laguna evidente en las anteriores versiones, y porque introduce nuevos matices, nuevos cauces de exploración de un personaje icónico de nuestro tiempo.
En resumen, tampoco es este el Supermán definitivo. Tal vez nunca lo lograrán.
Fuentes.
Costa, Jordi. Evangelio de hierro. “El País” (21-VI-2013) 49.
Gubern, Roman. Los superpoderes de un fracasado sexual. “El País” (21-VI-2013) 48-49.

Los Croods (2013), de Chris Saunders y Kirk DeMicco.

Los Croods (2013), de Chris Saunders y Kirk DeMicco.

Los Croods (2013). EE UU. Género: animación. Duración: 98 minutos. Dirección: Chris Saunders y Kirk DeMicco.

Opinión.
Una lograda propuesta para los niños y sus acompañantes adultos, con aventuras de una desatada fantasía tanto en el guion como en el diseño del mundo prehistórico, del que la cuidada ambientación  no impide que su sentido profundo sea plenamente contemporáneo pues se sabe deslizar de continuo unos mensajes educativos plenos de moralejas nada ñoñas y que siendo plenamente respetuosas con los mayores saben sostener y legitimar el ánimo de independencia de los jóvenes.
Es en el exquisito cuidado de los personajes donde alcanza este bello film su culmen, y en particular destaca la medida y creíble evolución del padre, de una modulación ejemplar respecto al último cine de animación, mientras que el progresivo enamoramiento de su hija aventurera y el muchacho soñador es un prodigio de concisión y poesía a la altura de las parejas de Aladdin y otras obras maestras.
En suma, un magnífico hallazgo para llevar a los niños al cine en estas fechas.
Fuentes.
Ocaña, Javier. El miedo del troglodita. “El País” (22-III-2013) 50. Muy favorable.

Oz, un mundo de fantasía (2013), de Sam Raimi.

Oz, un mundo de fantasía (2013), de Sam Raimi.

Oz, un mundo de fantasía (2013). EE UU. Género: fantasía. Duración: 135 minutos. Dirección: Sam Raimi. Intérpretes: James Franco, Mila Kunis, Rachel Weisz, Michelle Williams. Guión: Mitchell Kapner, David Lindsay-Abaire, sobre la serie de novelas de Lyman Frank Baum. Música: Danny Elfman. Fotografía: Peter Deming. Montaje: Bob Murawski. Diseño: Robert Stromberg.
Las críticas se han dividido respecto a esta nueva versión de las historias del mundo fantástico de Oz. Algunas han llegado a sentenciar un rotundo fracaso, mientras que la mayoría reconocen que el resultado es digno, aceptable, adecuado... Pero nada más. Las interpretaciones convenientes, los medios abrumadores, el diseño visual logradísimo… sí, pero eso ya se sabía que no fallaría.
Lo que falta es la armonización de todas esas potencialidades para llenar de fantasía y llegar a esa cima de poesía que sí logra por ejemplo Los Croods, otro filme de fantasía estrenado estos días.
La fórmula del primer y majestuoso Mago de Oz no fue contar con grandes medios, antes al contrario, eran tan escasos que hoy incluso parecen ridículos, sino que partiendo de una modestia formal elaboraba e inventaba ideas nuevas para llevar a los niños a soñar y sentir.
En esta revisión no soñamos ni sentimos, porque no hay nada que no haya sido mil veces visto. Raimi no ha logrado en su probeta la alquimia necesariaSalvo en algunos breves momentos en los que la niña de porcelana se apodera de la función con su gracia, el film se desarrolla con una parsimonia carente demasiado a menudo de emoción y el espectador llega a caer en cierto sopor, sin acabar nunca de creerse las aventuras del mago. ¿Un desastre? No. ¿Una decepción? Sí.

Fuentes.


Ayuso, Rocío. Tres brujas y un mago de Hollywood. “El País” Semanal 1.903 (17-III-2013) 18-21.

Mud (2013), de Jeff Nichols.

Mud (2013), de Jeff Nichols

Mud (2013). EE UU. Género: drama. Duración: 130 minutos. Dirección: Jeff Nichols. Intérpretes: Matthew McConaughey, Tye Sheridan, Jacob Lofland, Reese Witherspoon, Ray McKinnon, Sam Shepard. Guión: Jeff Nichols. Música: David Wingo. Fotografía: Adam Stones. Montaje: Julie Monroe.
Trama.
En septiembre de 2011 en un pueblo en la desembocadura del Mississippi, dos chicos de 14 años, Ellis y Neckbone, viven el problemático final de su infancia cuando descubren en una isla a un fugitivo, Mud, que ha matado a un hombre para proteger al amor de su vida, Juniper, y ahora se oculta de sus perseguidores. Los chicos le ayudan en su proyecto de reunirse con su novia y emprender una problemática y casi imposible huida, al tiempo que descubren el pleno sentido de la amistad, el amor, la renuncia, el dolor de la pérdida, y la suprema aventura que es el vivir plenamente.
Opinión.
La crítica se ha entregado a la admiración por este film extraordinario, brillante recuperación de la tradición de aventuras y dramas infantiles de Charles Dickens (Grandes esperanzas) y Mark Twain (Hucleberry Finn), con reminiscencias del género del Oeste, en especial de sendos temas de Shane (1953) de George Stevens (la relación entre el niño y el pistolero) y Del infierno a Texas (1958) de Henry Hathaway (la venganza del padre), y del descubrimiento del amor en la juventud, con unos toques que no destaparemos de las míticas y poéticas Verano del 42 (1971) de Robert Mulligan y Badlands (1973) de Terrence Malick.

De izquierda a derecha, Jacob Lofland, Matthew McConaughey y Tye Sheridan.


Del elenco de actores cabe destacar a un eminente Matthew McConaughey (Mud), excepcional en esta abrumadora interpretación de sutiles matices; Sam Shepard (Tom), que borda otra vez en la senectud su papel de justiciero; Reese Witherspoon (Juniper) compone con sobriedad un papel dificilísimo; Jacob Lofland (Neckbone) aporta convicción y realismo a raudales; y asombra literalmente Tye Sheridan (Ellis) por su intensidad y talento en mostrar la evolución psicológica del protagonista desde cuya mirada el director narra esta historia. Este Sheridan apunta a actor genial. Los secundarios están ajustadísimos y menciono especialmente a un gran Ray McKinnon (el padre de Ellis), muy creíble en su papel de fracasado con buen corazón cuyo mundo se desintregra.
La fotografía es perfecta (esos insectos que aparecen entre las ramas como ramalazos de libertad) y la música encaja con maestría en todo momento. Jeff Nichols, un director que desde ahora reconozco de los grandes, ha logrado con tantos ingredientes una obra redonda, conduciendo la historia con una pausada lentitud, una perfecta armonía, en un prodigioso in crescendo dramático, sin una escena que falte, sin un plano que sobre, desde el inicio del río presentado como metáfora de la vida y la muerte, hasta los supremos planos de poesía visual de un final roto, al que la lógica de la historia permitía muchas salidas, pero al que el guionista (el propio Nichols) ha dado ese punto de especias que deja boquiabierto y expectante al espectador.
Corran a verla. Es la película del año. 
Fuentes.
Ocaña, Javier. Clásico moderno. “El País” (30-VIII-2013) 36. Una crítica rendida.

Oblivion (2013), de Joseph Kosinski.

Oblivion (2013), de Joseph Kosinski.

Oblivion (2013). EE UU. Género: ciencia-ficción. Duración: 126 minutos. Dirección: Joseph Kosinski. Intérpretes: Tom Cruise, Olga Kurylenko, Andrea Riseborough, Morgan Freeman, . Guión: Michael Arnst, Joseph Kosinski y William Monahan. Música: Anthony Gonzalez y M83. Fotografía: Claudio Miranda. Montaje: Richard Francis-Bruce.

Trama.
En una Tierra posapocalíptica, totalmente arrasada por una invasión extraterrestre sesenta años antes, los humanos han ganado pero apenas quedan supervivientes, que planean emigrar a Titán y con unos enormes colectores están vaciando los océanos de agua para fabricar hidrógeno y utilizarlo como energía de fusión. Dos humanos, el piloto Jack Harper y su compañera de comunicaciones Vica, gestionan una moderna estación de reparación de drones (máquinas vigilantes) en la Tierra, y son controlados a distancia por su superior Sally, que reside en Teth, una estación espacial. Todavía subsisten en la superficie unos invasores extraterrestres, llamados carroñeros (scavangers), que intentan destruir los drones y los colectores, y son un constante peligro para Harper, que intenta mantener la ilusión de que la Tierra es su hogar y tiene recuerdos de una misteriosa joven a la que conoció en el pasado. Un día una nave terrestre se estrella y Harper descubre que hay humanos supervivientes en hibernación, entre ellos la joven con la que soñaba. Los drones se acercan… y entonces comenzará una aventura de intriga, amor y sueños.
Crítica.
En el haber: una admirable factura técnica, un talentoso e inspirado diseño de imágenes impactantes y llenas de múltiples significados, y unas interpretaciones ajustadas, incluida la de un Cruise omnipresente que indiscutiblemente mejora con la edad, dejando aquí muy atrás sus excesos de juventud y algunas recientes incursiones seudocomerciales que es mejor olvidar.
En el debe: varios desaciertos en el argumento entre los que descuella el giro del enfrentamiento final, sorprendente y desconcertante, sí, pero inverosímil hasta gritar ¡basta!, a los que hay que sumar una frialdad excesiva en largas secuencias que debieran conmover y no lo logran, algún cameo irrelevante, y unos homenajes con sabor a nostalgia cinéfila que carecen de sentido en la historia, siendo el peor la persecución de las naves en plan La guerra de las galaxias, que ni siquiera están bien rodados y carecen de emoción.
¿Entretiene? Los espectadores no se aburrirán salvo que sus expectativas sean altísimas.
Ahora bien, si se considera la notable juventud del director, Kosinski, con solo 38 años, hay que reconocer que estamos ante una prometedor valor en ascenso, que puede alardear de un inusual dominio del cine-espectáculo. Habrá que seguir de cerca sus próximos proyectos.Pero hoy le falta dureza y desasosiego en la visión de la humanidad, carece de poesía en el retrato de un mundo agonizante y no alcanza la épica en el desenlace de la eterna lucha entre el bien y el mal.
¿El resultado final de la balanza? Una película mucho mejor de lo que se esperaba, pero que no entrará en la selecta lista de los clásicos del género.
Fuentes.
Costa, Jordi. La Tierra permanece. “El País” (12-IV-2013) 44.
Celis, Barbara. El nuevo niño de oro de la ciencia ficción en Hollywood. “El País” (12-IV-2013) 44.

La vida de Adèle (2013), de Abdellatif Kechiche.

La vida de Adèle (2013), de Abdellatif Kechiche.



La vida de Adèle (2013). Francia. Género drama. Duración: 179 minutos. Dirección: Abdellatif Kechiche. Intérpretes: Adèle Exarchopoulos, Léa Seydoux, Salim Kechiouche, Aurélien Recoing, Catherine Salée. Guión: Abdellatif Kechiche y Ghalya Lacroix. Música: varios compositores. Fotografía: Sofian El Fani. Montaje: Ghalya Lacroix, Albertine Lastera, Jean-Marie Lengelle, Camille Toubkis.

Trama.
Una historia de amor entre dos jóvenes mujeres, Adèle y Emma, desde el inicio estruendoso de la pasión hasta el doloroso final.
Opinión.
Ganadora de la Palma de Oro de Cannes 2013 a la mejor película, ha recibido enormes alabanzas: apasionada, milagro, talentosa, historia de amor monumental, obra maestra… Las merece, aunque debemos verla con una voluntad inicial de ingenuidad, pues el tunecino Kechiche reta desde el inicio nuestra capacidad de credulidad, porque ¿cómo es posible a un director masculino penetrar con tan pasmosa soltura y veracidad en el alma de la mujer? Un filme de visualidad perfecta, tal vez beneficiada por provenir de una novela gráfica, Blue de Julie March, que ha funcionado como excelente history board. Una multitud de primeros planos se recrean en el rostro de Adèle Echarchopoulos, la protagonista absoluta del filme, que nos golpea con el realismo abrasador de su sublime actuación, a ratos contenida, y a continuación, la explosión de los afectos.
La historia del amor entre Adèle, una muchacha de raíces proletarias con vocación de maestra de niños que busca la verdad de su corazón y su cuerpo más allá de las convenciones, y Emma, una artista e vanguardia apenas unos años mayor atractiva y más asentada en la vida, está transida de pasión al principio, pleno de momentos maravillosos que embargan el alma al cumplirse los sueños de sus protagonistas. Pero con el paso de los años aparece un compendio de sentimientos encontrados, embarcadas las protagonistas en el malogro de unas esperanzas castigadas y traicionadas, arrastradas por el azar de la vida, víctimas de sí mismas, de sus debilidades, de sus ansias de amor y reconocimiento, hasta el inevitable punto final, en alas de una tragedia que ya se insinúa en una de las lecturas de Adèle en el instituto.
Fuentes.
Mora, Miguel. Léa Seydoux. El zarpazo de la princesa herida. “El País” Semanal 1.934 (20-X-2013) 76-80. Entrevistas a Seydoux y el director tunecino Abdellatif Kechiche, enfrentados desde la filmación.
Teruel, Ana. Kechiche salda cuentas. “El País” (24-X-2013). El director tunecino carga contra el periodista Aureliano Tonet, jefe de cultura de “Le Monde”, y la actriz Léa Seydoux, coprotagonista de su filme La vida de Adèle.
Boyero, Carlos. Los sentimientos y su vértigo. “El País” (25-X-2013). Una crítica muy elogiosa, hasta extremos de rendida admiración al director y las dos protagonistas.
Pando, Juan. Una relación demasiado complicada. “El Mundo” Metrópoli (25-X-2013).

Iron Man 3 (2013), de Shane Black.

Iron Man 3 (2013), de Shane Black.



Iron Man 3 (2013). EE UU. Género: aventuras. Duración: 130 minutos. Dirección: Shane Black. Intérpretes: Robert Downey Jr., Gwyneth Paltrow, Ben Kingsley, Don Cheadle, Guy Pearce, Rebecca Hall, Jon Favreau, Ty Simpkins, William Sadler, Miguel Ferrer, James Badge Dale, Stephanie Szostak. Guión: Drew Pearce, Shane Black. Música: Brian Tyler. Fotografía: John Toll. Montaje: Peter S. Elliot, Jeffrey Ford. Producción: Kevin Feige.
Trama.
Después de la gran batalla de los Vengadores superhéroes en Nueva York, Tony Stark / Iron Man sufre una crisis personal, justo cuando dos conocidos de su pasado reaparecen y un misterioso terrorista islámico, el Mandarín, amenaza a los EE UU con una serie de terribles atentados. ¿Coincidencia? El héroe deberá luchar poniendo en juego su vida y las de los que ama, y explorará los límites a los que puede llegar en el cumplimiento de su deber respecto al mundo, sin perder su socarrón sentido del humor.
Opinión.
Este film es una magnífica muestra de cómo el cine comercial se puede aliar con el de autor y el de actor. Porque de los tres hay aquí a raudales.
Comercialidad en la impresionante abundancia de medios en escenas de lucha y heroísmo, y el ritmo cuidadosamente desenfrenado para procurar un entretenimiento fluido y creciente, sin momento alguno en el que podamos ver una caída en nuestra atención, con momentos que pasarán a la historia del género como esa caída de los pasajeros del avión que el héroe debe salvar.

Autoría en la exquisitez de Shane Black, guionista por ejemplo de Arma letal, reconvertido en director de una obra tan interesante como Kiss Kiss, Bang Bang (2005), también con Robert Downey Jr. como actor principal, y que cuaja aquí una obra eminente del género, marcando con brío los momentos de épica guerrera y puntuando el ritmo con un sinnúmero de inteligentes detalles y numerosas y brillantes elipsis, esos momentos en los que te rindes ante el guionista y director, como el brevísimo pero magistral plano de la hija del vicepresidente. Y qué hallazgo su consistente alternancia entre las apariciones de Stark reducido a la condición de simple humano e Iron Man como superhéroe, lo que permite presentar sus limitaciones y deseos íntimos sin renunciar a las escenas de acción, dando emoción y credibilidad a éstas.
Actoría en la deliciosa compenetración y exhibición de los intérpretes, los principales a altísimo nivel como era de esperar, pero no hay que olvidar a los secundarios, como esos esbirros del malvado perfectos en su conciso sentido del humor. Qué inteligencia de Black al dotarlos de verdadera entidad con solo unas pocas y cortas escenas. ¿Qué decir de Downey? Está monstruoso. Qué dominio del espacio, qué control de los diálogos, qué gestualidad que va desde el tono contenido al exultante… Y a su alrededor todos los demás cobran vida y ganan altura, algunos con una potencia abrumadora, con nota majestuosa para Kingsley, perfecta pareja para Downey en su atrevida ironía y adecuada concisión.


Y como todos recomiendan en las peliculas de la serie, no se vayan cuando aparezcan los títulos de crédito con su larguísima lista de participantes al tiempo que se desliza un recordatorio de la magnífica partitura musical. Vean el colofón. No quedarán defraudados.
Un resumen: una gozada.
Fuentes.
Costa, Jordi. ‘Mascletá’ de ingenio. “El País” (26-IV-2013) 47. Muy elogiosa.
Sosa, Kike. Iron Man 3: Marvel sigue en racha. “ABC” (26-IV-2013). Una alabanza.

Cine: Películas (2012).

CINE: PELÍCULAS (2012).

Amor (2012), de Michael Haneke.
Cruce de caminos (2012), de Derek Cianfrance.
Django desencadenado (2012), de Quentin Tarantino.
El fraude (2012), de Nicholas Jareki.
El hipnotista (2012), de Halle Hallström
Frankenweenie (2012), de Tim Burton.
Grupo 7 (2012), de Alberto Rodríguez.
Hitchcok (2012), de Sacha Gervasi.
Intocable (2012), de Olivier Nakache y Eric Toledano.
La caza (2012), de Thomas Vinterberg.
La noche más oscura (2012), de Kathryn Bigelow.
La piedra de la paciencia (2012), de Atiq Rahimi.
La vida de Pi (2012), de Ang Lee.
Las sesiones (2012), de Ben Lewin.
Looper (2012), de Rian Johnson.
Los miserables (2012), de Tom Hooper.
Profesor Lazhar (2012), de Philippe Falardeau.
Rompe Ralph (2012), de Rich Moore.
The act of killing (2012), de Joshua Oppenheimer, Christine Cynn y Anónimo.
The master (2012), de Paul Thomas Anderson.
To the Wonder (2012), de Terrence Malick.
Turistas (2012), de Ben Wheatley.
Un asunto real  (2012), de Nikolaj Arcel.
Venganza: Conexión Estambul (2012), de Olivier Megaton.

Amor (2012), de Michael Haneke.

Amor (2012). Francia. Género: dramaDuración: minutos. Dirección: Michael Haneke. Intérpretes: Jean-Louis Tintignant, Emmanuelle Riva, Isabelle Huppert. Guión: Michael Haneke. Música: Franz Schubert, Ludwig Van Beethoven, Johann Sebastian Bach. Fotografía: Darius Khondji. Montaje: Nadine Muse y Monika Willi.
Trama.
El trayecto final de un matrimonio feliz, de unas personas poseedoras de un sentido pleno de la vida, pero sometidas al paso inexorable del tiempo.
Fuentes.
Boyero, Carlos. Talentos sombríos en paralelo. “El País” (21-V-2012) 49.
Belinchón, Gregorio. Michael Haneke. ‘Trabajo mucho más con los oídos que con los ojos’. “El País” (21-V-2012) 49.
Belinchón, G. Michael Haneke / Directo de cine. ‘Amor es mi película más tierna’. “El País” (6-I-2013) 40.
Costa, Jordi. La devastación y el afecto. “El País” (11-I-2013) 41. Una magnífica película.


Cruce de caminos (2012), de Derek Cianfrance.

Django desencadenado (2012), de Quentin Tarantino.
Django desencadenado (2012). EE UU. Género: WesternDuración: minutos. Dirección: Quentin Tarantino. Intérpretes: Jamie Foxx (Django), Christoph Waltz (Dr. King), Leonardo DiCaprio (Calvin Candle), Kerry Washington (Broomhilda), Samuel L. Jackson (Stephen), Don Johnson, Franco Nero. Guión: Quentin Tarantino. Música: Quentin Tarantino, Luis Bakalov y otros. Fotografía: Robert Richardson. Montaje: Fred Raskin.
Trama.
En el Estados Unidos de antes de la Guerra Civil, Django, un esclavo negro huido, emprende la aventura de rescatar a su mujer, Broomhilda, esclavizada por el cruel dueño de una plantación, Calvin Candle. Django consigue la ayuda de un cazarrecompensas, el Dr. King.
Fuentes.
Crespo, Irene. Entrevista. La esclavitud, por Tarantino. “El País” (13-I-2013) 46.
Ayuso, Rocío. Leonado DiCaprio / Actor, estrena ‘Django desencadenado’. “El País” (18-I-2013) 40.
Ocaña, Javier. Reciclaje Quentin Tarantino. “El País” (18-I-2013) 40.
Estrada, Javier. Entrevista a Quentin Tarantino“El Mundo” Metrópoli (18-I-2013).
Marinero, F. “El Mundo” Metrópoli (25-I-2013).

El fraude (2012), de Nicholas Jareki.
El fraude (2012). Arbitrage. EE UU. Género: drama. Duración: 106 minutos. Dirección: Nicholas Jarecki. Intérpretes: Richard Gere, Susan Sarandon, Brit Marling, Tim Roth, Nate Parker, Cecilia Casta, Monica Raymund. Guión: Nicholas Jarecki. Música: Cliff Martínez. Fotografía: Yorick Le Saux. Montaje: Douglas Crise.
Trama.
El gran empresario Robert Miller (Gere) está en la cúspide de su éxito profesional y familiar, junto a su esposa (Sarandon) y su hija (Marling), y está en negociaciones con un banco para vender su empresa, pero bajo su exitosa apariencia esconde que su imperio está a punto de quebrar y que tiene una amante francesa (Casta). Justo entonces sucede un mortal accidente y el detective Bryer (Roth) comienza una complicada investigación, en la que Miller cuenta con la colaboración de Jimme Grant, un joven negro al que ayudó en el pasado (Parker).
Opinión.
Un drama familiar con ingredientes de tensión financiera, bien interpretado (Gere a ratos borda uno de sus mejores papeles de galán maduro, pero a ratos sobreactúa) y con un ritmo que se mueve con relativo acierto entre el sosiego y el vértigo, pero que no acaba de cuajar más allá de la corrección.
Fuentes.
Internet.
[http://www.filmaffinity.com/es] Críticas positivas en conjunto.
[http://www.blogdecine.com/criticas/el-fraude] Duro varapalo.



El hipnotista (2012), de Halle Hallström

El hipnotista (2012). Hypnotisören. Suecia. Género: thriller. Duración: 120 minutos. Dirección: Halle Hallström. Intérpretes: Mikael Perbstrand, Lena Olin, Helena af Sandeberg, Jonatan Bökman, Oscar Petersson, Tobias Zilliacus. Guión: Paolo Vacirca, sobre la novela de Lars Kepler. Música: Oscar Fogelström. Fotografía: Mattias Montero. Montaje: Sebastian Amundsen y Thomas Täng.
Fuentes.
Belinchón , Gregorio. Halle Hallström  / Director de cine. ‘Sacrifico tramas en beneficio de los sentimientos’. “El País” (12-VII-2013) 44.
Boyero, Carlos. La atmósfera supera a la intriga. “El País” (12-VII-2013) 44. Crítica ambigua en su valoración, como la mayor parte de los críticos, que han apreciado varios defectos en este interesante film.



Frankenweenie (2012), de Tim Burton
Frankenweenie (2012). EE UU. Género: animación. Duración: 87 minutos. Dirección: Tim Burton. Ayuso, Rocío. Tim Burton. “‘Frankenstein’ es el filme de mi vida”. “El País” (7-X-2012) 43. Burton estrena su nuevo filme de animación, con excelentes críticas. 
Boyero, Carlos. Precioso homenaje al niño que fuiste. “El País” (11-X-2012) 42.

Grupo 7 (2012), de Alberto Rodríguez.


Grupo 7 (2012). España. Género: policiaco. Duración: 100 minutos. Dirección: Alberto Rodríguez. Intérpretes: Antonio de la Torre, Mario Casas. Guión: Rafael Cobos, Alberto Rodríguez. Música: Julio de la Rosa. Fotografía: Alex Catalán. Montaje: José M. G. Moyano.
Una obra maestra del género policiaco. Rodríguez sigue la espléndida senda de Enrique Urbizu, con películas que aúnan un realismo crítico con un guión pleno de intriga y pasión, excelente calidad profesional en el equipo creativo y un puñado de inmensos actores que encajan a la perfección en sus roles. Una Sevilla que no conocen los turistas, pero tan real que marcará la imagen de la ciudad en nuestra memoria.
Fuentes.
Ocaña, Javier. Un inmenso policiaco español. “El País” (4-IV-2012) 42. / [www.filmaffinity.com/es/film712741.html]
Petit, Quino. ‘Fuimos una máquina contra la droga’. “El País” (29-IV-2012) 36-37. Los miembros de los grupos 6 y 10 de la policía de Sevilla, inspiradores de Grupo 7.



Hitchcok (2012), de Sacha Gervasi


Hitchcok (2012). EE UU. Género: drama y comedia. Duración: 98 minutos. Dirección: Sacha Gervasi. Intérpretes: Anthony Hopkins, Helen Mirren, Scarlett Johansson, Toni Collette, Jessica Biel, Danny Huston. Guión: John J. McLaughlin. Música: Danny Elfman. Fotografía: Jeff Cronenweth. Montaje: Pamela Martin.
El cineasta y su mujer se implican en el crucial y difícil rodaje de Psicosis, uno de sus mayores éxitos.
Boyero, Carlos. Anverso y reverso del gran creador de imágenes. “El País” (1-II-2013) 42-43.
Celis, Barbara. Alma Reville: de sombra a estrella. “El País” (1-II-2013) 42-43.


Intocable (2012), de Olivier Nakache y Eric Toledano.


Intocable (2011). Francia. Comedia. Duración: minutos. Dirección: Eric Toledano y Olivier Nakache. Intérpretes: François Cluzet y Omar Sy. Guión: Eric Toledano y Olivier Nakache, sobre unos escritos autobiográficos. Música: Ludovico Einaudi. Fotografía: Mathieu Vadepied. Montaje: Dorian Rigal-Ansous.
Trama.
Philippe, un hombre de elevada clase social vive sumido en la desdicha a consecuencia de un accidente que le dejó paralítico. Su encuentro con Driss, un asistente árabe y negro, de otra cultura y clase social y de un temperamento vitalista, le permitirá redescubrir la amistad y la esperanza de un nuevo camino.
Opinión.
Extraordinaria película, llena de vida y alegría, con unos personajes encarnados por unos actores en estado de gracia, que conquistan de inmediato al espectador que desee una historia de redención con final feliz. El guion es un poco meloso, cierto, abocado a la comercialidad sin ambages, pero es que es una comedia.
Fuentes.
Pozzo di Borgo, Philippe. Intocable. Trad. de Jaime Zulaika. Anagrama. Barcelona. 2012 (2011 francés). 224 pp. Libro de las memorias que inspiraron el film Intocable, reúne dos textos autobiográficos, Le second soufflé y Diable gardien. El estilo intimista, propio de un ensayo filosófico sobre la vida, tiene escasa relación con el tono de comedia del filme.
Belinchón, Gregorio. La película que arrasó Francia. “El País” (9-III-2012) 50. Declaraciones del actor François Cluzet.
Ocaña, Javier. Oda al público medio. “El País” (9-III-2012) 50. Crítica positiva, pero alerta de que es un producto demasiado pensado desde la comercialidad.
Huete Machado, Lola. 30 millones de europeos conocen ya esta historia. “El País” Semanal 1.851 (18-III-2012) 22-24. Entrevistas con los responsables de Intocable.
Belinchón, Gregorio. La gran gloria del cine francés. “El País” (25-X-2013) 48. Recaudó en dos años 250 millones de euros.


La caza (2012), de Thomas Vinterberg. 

La caza (2012). Dinamarca. Género: drama. Duración: 111 minutos. Dirección: Thomas Vinterberg. Intérpretes:  Mads Mikkelsen, Annika Wedderkopp. Guión: Thomas Vinterberg y Tobias Lindholm. Música: Nikolaj Egelund. Fotografía: Charlotte Bruus Christensen. Reseña de Boyero, Carlos. Talentos sombríos en paralelo. “El País” (21-V-2012) 49.


La noche más oscura (2012), de Kathryn Bigelow.

La noche más oscura (2012). EE UU. Género: thrillerDuración: 157 minutos. Dirección: Kathryn Bigelow. Intérpretes: Jessica Chastain, Jennifer Ehle, Kyle Chandler, Mark Strong, Joel Edgerton, Edgar Ramírez. Guión: Mark Boal. Música: Alexandre Desplat. Fotografía: Greig Fraser. Montaje: Dylan Tichenor.
Opinión.
Una excelente película, cargada de significados políticos, sobre la búsqueda y muerte de Bin Laden por los servicios de inteligencia y finalmente por un comando estadounidense. Explora recovecos oscuros del sistema, como la tortura, en los que la directora de la inmensa En tierra hostil (2008) ejerce una crítica profunda y emocionante sobre la violencia institucional, sin olvidar jamás el íntimo drama humano. 
Fuentes.
Boyero, Carlos. Pasen, vean, escuchen y juzguen. “El País” (4-I-2013) 46.
Cuenca, José Ignacio. Jessica Chastain: 'En el cine de Kathryn Bigelow no se celebra la muerte'. “El Mundo” Metropoli 453 (4-I-2013) 4.
Reviriego, Carlos. Bigelow y el cadáver sin rostro. “El Cultural” (4-I-2013) 47.
Ayuso, Rocío. A la caza de Kathryn Bigelow. “El País” Semanal 1.804 (13-I-2013) 52-57.


La piedra de la paciencia (2012), de Atiq Rahimi.
La piedra de la paciencia (2012). Afganistán / Francia / Alemania / Reino Unido. Género: drama. Duración: 102 minutos. Dirección: Atiq Rahimi. Intérpretes: Golshifteh Farahani, Hamidreza Javdan, Hassina Burgan, Massi Mowrat, Malak Djaham Khazal, Sabah Bensedik. Guión: Atq Rahimi, sobre su novela La piedra de la paciencia. Música: Max Richter. Fotografía: Thierry Arbogast. Montaje: Hervé de Luze.
Trama.
Una joven afgana, casada con un hombre mayor que está postrado en coma, afronta su dramática soledad, conociendo el amor y el deseo con un joven. 
Fuentes.
Costa, Jordi. La ley del deseo. “El País” (6-IX-2013) 42. Elogiosa crítica.
Belinchón, Gregorio. Entrevista. Atiq Rahimi, cine contra el espanto. “El País” (7-IX-2013) 36.


La vida de Pi (2012), de Ang Lee. 
La vida de Pi (2012). EE UU. Género: aventura. Duración: 127 minutos. Dirección: Ang Lee. Intérpretes: Suraj Sharma, Irrfan Khan, Rafe Spall, Gautam Belur, Tabu, Ayush Tandom. Reseña de García, Toni. Entrevista con Ang Lee. “El País” Semanal 1.885 (11-XI-2012) 26-31. Ocaña, J. La hora de las tres dimensiones. “El País” (30-XI-2012) 52. Un mal principio y un excelente final.


Las sesiones (2012), de Ben Lewin

[http://www.abc.es/cultura/20121219/rc-sesiones-john-hawkes-helen-201212190012.html]

Las sesiones (2012). EE UU. Género: drama, comedia, romance. Duración: 98 minutos. Dirección: Ben Lewin. Intérpretes: John Hawkes, Helen Hunt, William H. Macy, Moon Bloodgood, Annika Marks, W. Earl Brown, Rhea Perlman. Guión: Ben Lewin, basado en el artículo On seeing a sex surrogate, de Mark O’Brien. Música: Marco Beltrami. Fotografía: Geoffrey Simpson. Montaje: Lisa Bromwell.
Fuentes.
Belinchón, Gregorio. Quédese con esta cara para el Oscar. “El País” (21-XII-2012) 54. John Hawkes, en Las sesiones.
Boyero, Carlos. Sexo problemático, también conmovedor. “El País” (21-XII-2012) 55. Una comedia excepcional, por el talento de sus actores y la emotiva humanidad de sus personajes.

Looper (2012), de Rian Johnson
Looper (2012). EE UU. Género: thriller de ciencia-ficción. Duración: 118 minutos. Dirección: Rian Johnson. Intérpretes: Joseph Gordon-Lewitt, Bruce Willis, Paul Dano, Emily Blunt, Jeff Daniels, Qing Xu, Piper Perabo. Costa, Jordi. Un vórtice en el hampa. “El País” (19-X-2012) 47. Una crítica muy favorable. Reviriego, Carlos. Vi (r) ajes en el tiempo. “El Cultural” (19-X-2012) 44-45. Crítica muy positiva, en la que destaca la polisemia.
Boyero, Carlos. Miserias de la política. “El País” (9-III-2012) 49. Crítica de Los idus de marzo (2012), de George Clooney. Otra obra excelente de Clooney, con un gran Ryan Gosling.


Los miserables (2012), de Tom Hooper

Portada del disco.
Foto de "El País" tomada de Universal Pictures.

Los miserables (2012). Reino Unido. Género: drama musical. Duración: 157 minutos. Dirección: Tom Hooper. Intérpretes: Hugh Jackman, Russell Crowe, Anne Hathaway, Sacha Baron Cohen, Helena Bonham Carter, Amanda Seyfried, Eddie Redmayne. Guión: William Nicholson. Música: Claude-Michel Schönberg. Fotografía: Danny Cohen. Montaje: Chris Dickens y Melanie Ann Olive.
Fuentes.
Costa, Jordi. Hugo canta en inglés. “El País” (28-XII-2012) 44.
Marcos, Ana. Las costuras de ‘Los miserables’. “El País” (28-XII-2012) 44. El español Paco Delgado diseñó el vestuario.
Celis, Barbara. Hugh Jackman, el rey del Musical. “El País” Semanal 1.893 (6-I-2013) 12-15.


Profesor Lazhar (2012), de Philippe Falardeau.
Profesor Lazhar (2012). Canadá. Género: Drama. Duración: 94 minutos. Dirección: Philippe Falardeau. Intérpretes: Mohamed Fellag, Sophie Nélisse, Émilien Néron, Danielle Prouls, Seddik Benslimane. Guión: Philippe Falardeau . Música: Martin Léon. Fotografía: Ronald Plante. Montaje: Stéphane Lafleur. 
Reseña de Ocaña, Javier. Pedagogía en 35 milímetros“El País” (18-V-2012)48. 
Este filme sobre la enseñanza, la tolerancia religiosa y cultural, el exilio político de un musulmán en Occidente, y la pérdida de los seres queridos, merece las alabanzas de la crítica. Sensible, creíble, encomiable.

Rompe Ralph (2012), de Rich Moore.

Rompe Ralph (2012). EE UU. Género: animación. Duración: 108 minutos. Dirección: Rich Moore.

Fuentes.
Ayuso, Rocío. La animación entra en una nueva era. “El País” (27-XII-2012) 40. La película Rompe Ralph reconcilia 2D y 3D.
Ocaña, J. Nostalgia de los recreativos. “El País” (28-XII-2012) 47.

The act of killing (2012), de Joshua Oppenheimer, Christine Cynn y Anónimo.



The act of killing (2012). Documental. Dinamarca, Reino Unido, Noruega y Alemania. Dirección: Joshua Oppenheimer, Christine Cynn y Anónimo. Duración: 122 minutos.
Trama.
Documenta la masacre de medio millón de supuestos comunistas indonesios tras el golpe de Estado del general Suharto en 1965 y presenta a los verdugos como autoconvencidos patriotas.
Fuentes.
Sucasas, Ángel Luis. Reseña-entrevista.  De profesión, genocida. “El País” (28-VIII-2013) 34. 
Costa, Jordi. Un bonito infierno. “El País” (30-VIII-2013) 36. Reseñas muy elogiosas.


The master (2012), de Paul Thomas Anderson
The master (2012). EE UU. Género: drama. Duración: 144 minutos. Dirección: Paul Thomas Anderson. Intérpretes: Joaquin Phoenix, Philip Seympur Hoffman, Amy Adams, Laura Dern, Ambyr Childers. Guión: Paul Thomas Anderson. Música: Johnny Greenwood. Fotografía: Mihai Malaimare Jr. Montaje: Leslie Jones y Peter McNully.
Trama.
La reinvención del inicio de la iglesia de la Cienciología, creada por L. Ron Hubbard, en clave de drama personal.
Opinión.
Una película excepcional del nuevo gran maestro del cine mundial, Paul Thomas Anderson.
Fuentes.
Boyero, Carlos. Tortuoso, complejo y fascinante Paul Thomas Anderson. “El País” (2-IX-2012) 36. Se presenta The master en la Mostra de Venecia.
Mora, Miguel. Paul Thomas Anderson / Director de ‘The master’. ‘La cienciología no es una secta, sino una religión nueva, joven’. “El País” (4-I-2013) 44-45.
Ocaña, Javier. El maestro es él. “El País” (4-I-2013) 45.
Calleja, Pedro. Un embaucador en busca de incautos. “El Mundo” Metropoli 453 (4-I-2013) 2-3.
Martínez, Luis. Paul Thomas Anderson. 'Trabajo para seguir rodando, no para la historia del cine'. “El Cultural” (4-I-2013) 44-46.

To the Wonder (2012), de Terrence Malick.
Boyero, Carlos. Un Malick reconocible, pero decepcionante. “El País” (3-IX-2012) 33. To the Wonder en la Mostra de Venecia.
García, Toni. Esperando al hombre de las nieves. “El País” (3-IX-2012) 32. Los principales miembros de To the Wonder no se presentan en Venecia.



Turistas (2012), de Ben Wheatley.

Turistas (2012). Sightseers. Reino Unido. Género: comedia. Duración: 84 minutos. Dirección: Ben Wheatley. Intérpretes: Steve Oram y Alice Lowe. Guión: Steve Oram y Alice Lowe.
Trama.
Una pareja de enamorados, fracasados y descerebrados, se dedican a asesinar a quien les moleste en la tranquila campiña inglesa.
Fuentes.
Koch, Tommaso. Una afición adorable: el homicidio. “El País” (7-VI-2013) 50. Entrevista al director.
Ocaña, Javier. Matar o no matar.  “El País” (7-VI-2013) 50. Magnífica en su modestia.


Un asunto real  (2012), de Nikolaj Arcel.


Un asunto real  (2012). En kongelig affaere. Dinamarca. Género: drama histórico. Dirección: Nikolaj Arcel. Intérpretes: Mads Mikkelsen (Struensee), Alicia Vikander (Carolina), Mikkel Boe Følsgaard (Cristián VII). Guión: Rasmus Heisterberg y Nikolaj Arcel. Música: Cyrille Aufort y Gabriel yared. Fotografía: Rasmus Videbaeck. Montaje: Kasper Leick y Mikkel E.G. Nielsen.
En 1766 el joven y loco Cristián VIII reina en Dinamarca y la nobleza le domina a través del Consejo de Estado. Cuando se casa con la bella, inteligente y joven Carolina es un matrimonio condenado el fracaso, pero cuando pocos años después el rey conoce al médico ilustrado alemán Johan Struensee, siente la esperanza de una nueva vida, en lo personal más serena y en lo político más dedicada a la mejora de las condiciones de vida de su pueblo. Pero nacerá un amor prohibido...

Un film de época muy fiel a la esencia de la historia, aunque para dar un adecuado ritmo narrativo se permite numerosas licencias respecto a los hechos, desde lo nimio, como la afición de la reina a vestirse de oficial, a lo fundamental, como el juicio en el que de Struensee defendió con vigor y altura intelectual su causa.  Lo mejor es sin duda esa historia contenida en la que se muestra la realidad de la decadencia irreversible del Antiguo Régimen, con una aristocracia y un clero (protestante) privilegiados y aliados en la conservación de su poder, en la opresión del pueblo. El viento de la revolución se siente tan cercano cuando vemos la miseria de las calles de la capital...
El resto del conjunto es también excelente, desde la fotografía preciosista (algunos momentos parecen homenajes a Claude de Lorena) a un vestuario espléndido, y llegando al culmen con las acertadísimas interpretaciones de los tres actores principales.
Mikkelsen, el estupendo 'malo' de Casino Royale o el más reciente Hannibal Lecter en una serie televisiva de culto, da un aliento impecable a su papel de ilustrado escéptico que alcanza a conocer el amor verdadero y asume con entereza su trágico destino, Alicia Vikander compone una reina sensible que arrostra su amor con un punto de romanticismo  desesperado y Mikkel Boe Følsgaard eleva con soberana habilidad su difícil rol de rey loco.
Fuentes.
Boyero, Carlos. Excelente cine de época en la danesa ‘Un asunto real’. “El País” (17-II-2012) 45. 


Venganza: Conexión Estambul (2012), de Olivier Megaton.

Venganza: Conexión Estambul (2012). Taken 2. Francia. Género: acción. Duración: 96 minutos. Dirección: Olivier Megaton. Intérpretes: Liam Neeson, Maggie Grace, Famke Janssen, Rade Serbedziya, Luke Grimes. Guión: Luc Besson y Robert Mark Kamen. Música: Nathaniel Méchaly. Fotografía: Romain Lacourbas. Montaje: Camille Delamarre y Vicent Tabaillon. Producción: Luc Besson.
Trama.
Bryan Mills, el exagente secreto norteamericano, vuelve a encontrarse ante una situación dramática. La mafia albanesa a la que se enfrentó un año antes ansia vengarse de la pérdida de sus familiares y cuando él, su hija y su exesposa viajan a Estambul para pasar unas vacaciones, ve llegada su oportunidad de venganza. Pronto Mills y su familia se verán envueltos en una pesadilla de violencia desatada.
Opinión.
Megaton consigue una adecuada combinación de intriga y secuencias de acción, con una  vez más la aportación fundamental de un acertadísimo, y todavía creíble pese a sus años, Liam Neeson en su papel de padre implacable que arrasará todos los obstáculos y vulnerará todas las normas a fin de salvar a sus seres queridos. La historia en esta segunda parte desprende todavía más nihilismo (como el buen género polar francés exige) que en la primera, con un individualismo que rezuma a raudales: la policía turca es siempre ineficaz o corrupta, y sólo el gran héroe norteamericano (ahora con la ayuda de la hija, también heroína pues tiene su sangre) puede triunfar.

Neeson apenas habla, aunque como es un excelso actor le basta con una mirada para decir más que otros en una hora, y solo abre la boca para evidenciar que sus pensamientos son honestos, simples y transparentes: mi familia es lo primero y a los enemigos que les zurzan, así que a lo largo del metraje se esmera en pegarles, dispararles, apuñalarles y todo tipo de recursos para liberar al mundo de su presencia.



El ritmo es implacable, porque no hay tiempo (solo dura un poco más de hora y media) para circunloquios: a una escena de acción le sigue otra en pocos segundos, en un in crescendo de peligros que se filman con  movimientos de cámara algo más pausados que en la primera entrega, salvo en la ejemplar persecución del taxi "anticonducido" por la hija que es un rendido homenaje a las persecuciones de Bourne. En Venganza 2 hay más planos largos y sobre todo más luz, aunque teñida de misterio oriental, puesto que en la primera entrega dominaban las escenas nocturnas. El guión es nuevamente inverosímil, y como en la primera parte los malvados y ahora también la policía y los marines yanquis disparan a Neeson y su familia incontables tiros en decenas de ocasiones, a bocajarro y a distancia, con pistola y con ametralladora, pero no les aciertan ni una. Pero el espectador no tiene tiempo ni respiro para darse cuenta, y, ¡demonios, qué importa! se dirán muchos. Esta familia ha despertado desde el primer momento la simpatía del público, que está de su parte ciegamente, con el hilo del sentimiento más que el de la razón.
Otra vez el éxito comercial ha sido más que notable y Besson ya estará pensando en los mínimos cambios para no desgastar la fórmula de los huevos de oro. Lo tiene fácil porque los guionistas han dejado al final muy clara la continuación, una Venganza 3 que me atrevo a situar en Los Ángeles, con la familia ampliada con un novio, porque siempre quedarán mafiosos albaneses ansiosos de venganza y no creo que los Mills se atrevan a volver a salir de su país en algunos años, lo que encaja a la perfección en el discurso patriótico para atraer al público estadounidense.
Fuentes.

Artículos.
Costa, Jordi. Turismo de riesgo. “El País” (5-X-2012) 51.