Mis blogs

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Cómic, Fotografía, Moda), Heródoto (Actualidad, Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).y Pensamiento, Religión y Teo

jueves, 6 de marzo de 2014

El Renacimiento y el Manierismo en Alemania.

El Renacimiento y el Manierismo en Alemania. 
Introducción.
Arquitectura.
Escultura.
Pintura y grabado.
El artista alemán Albert Durero (1471-1528).
La familia Cranach.

Introducción.
El Renacimiento llegó a Alemania, como en la mayoría de Europa, a través de tres vías principales: los viajes de artistas alemanes por Italia (el caso de Durero es muy notable); las estancias de artistas italianos en Alemania, aunque menor que en otros países debido a los conflictos de raíz religiosa que asolaron gran parte del país a partir de los años 1520; y la difusión de obras italianas y de libros con imágenes gracias al desarrollo de la imprenta.
Los focos más importantes fueron los valles del Rin y el Danubio, importantes vías comerciales relativamente apartadas de los conflictos, y donde la burguesía y la aristocracia tenían más recursos y voluntad de mecenazgo.
Los tres centros artísticos más activos son Colonia, Nuremberg y Augsburgo.
En el norte de Alemania predomina la influencia de los Países Bajos mediante el comercio, mientras que en el sur la influencia predominante proviene de Italia, a través de la corte imperial.
En la arquitectura hay una continuación del estilo gótico, con algunas excepciones renacentistas. La escultura del siglo XV es de un gran naturalismo no renacentista, con una secularización de los tipos religiosos y una forma gótica. La pintura vive la aportación germánica en el siglo XVI, más importante y es la que más recibe la influencia renacentista.

Arquitectura.
La arquitectura alemana del siglo XVI sigue la tradición medieval gática, con la excepción de algunos palacios con elementos decorativos renacentistas, de modo que se pasó directamente del Gótico al Barroco.
El castillo-palacio de Heidelberg (1556-1559), cuya fachada del ala del Elector Otto-Heinrich (Otto-Heinrichsbau) es de gusto flamenco, con una decoración parcialmente renacentista, con una acumulación de motivos sin unidad estilística. Asemeja de un gusto manierista pero más bien es la influencia de la local, ya que no hubo la crisis estética previa de Italia.
El castillo de Polzberg, a fines del siglo XVI, tiene fórmulas flamencas y locales, en una amalgama decorativa.

Escultura.
La escultura alemana en el siglo XV y la mayor parte del siglo XVI prosigue el naturalismo gótico, aunque se perciben algunos influjos renacentistas clasicistas durante  la primera mitad del siglo XVI y del manierismo a partir de 1540-1550 aproximadamente.

Pintura y grabado.
La pintura es el arte más importante en la Alemania de los siglos XV y XVI. La pintura alemana a principios del siglo XVI está dominada por el Gótico Internacional y por la influencia flamenca. Las fuentes escritas sobre el periodo para conseguir datos biográficos son muy escasas, y la mejor para la historia del arte es la obra de Joachim von Sandrart, La Academia Alemana (1575, Nuremberg).
Los pintores alemanes más destacados en este periodo son: Witz, Schongauer, Baldung Griem, Altdorfer, Grünewald, Lucas Cranach y Durero. En Alemania predominan los rasgos de paisaje, expresividad, color... La perspectiva predominante es la empírica, hasta la aportación científica de Durero.

Conrad Witz (1400-1447).
Conrad Witz (1400-1447) trabaja en Basilea sobre todo. En sus obras se refleja el naturalismo del Gótico Internacional y de la influencia flamenca de Van Eyck. Sus figuras son casi escultóricas, con rostros inexpresivos y pinta un bellísimo paisaje de concepción moderna italiana, con arquitecturas en perspectiva empírica. Destaca La pesca milagrosa (1444).
Anunciación, con fondo dorado, damasquinado, ropajes, desproporción corporal en la parte inferior.
Dos caballeros, con naturalismo, profundidad, ropajes.
Alegoría de la sinagoga, sin proporciones.
El Evángelista San Mateo, de ambientación arquitectónica.
San Cristóbal (1435) lleva un bastón y tiene un ángel sobre la cabeza. Hay una espléndida gradación tonal, anterior a los aportes italianos de Della Francesca, con paisaje profundo, pero de perspectiva empírica.

La pesca milagrosa (1444), con un milagro de Jesús, es otro profundo paisaje similar al italiano, pero con una perspectiva empírica.

Martin Schongauer (c. 1445-1491)
Martin Schongauer (c. 1445-1491) es pintor y grabador al cobreactivo en Colmar (Alsacia), donde fue maestro de Durero.  Su estilo es el gótico internacional flamenco, con una escenografía compleja, fondos dorados y un detallismo tomado de Van der Weyden, pero con un naturalismo moderno, como se evidencia en la Virgen de la rosaleda (1473).
Virgen de la rosaleda (1473, Colmar) muestra a la Virgen con el Niño en los brazos, con simetría y detallismo flamenco en el fondo bucólico de vegetales, ángeles...
Cristo portando estandarte con cruz.

Nacimiento y Adoración de Pastores, con un paisaje al fondo de influencia flamenca, con gradaciones tonales.

Hans Baldung Griem (c.1480-1545)
Hans Baldung Grien (Weyersheim, c. 1480-Estrasburgo, 1545). Formado posiblemente con Schongauer, conoció a Durero y trabajó en Friburgo (1512-1516) y en Estrasburgo, pintando retratos y alegorías de vida y muerte, con color, fantasía, gusto macabro, fondos dorados o monocromos, detallismo y realismo psicológico. Como otros pintores alemanes, fue grabador. Evolucionó desde el gótico hasta el clasicismo y al final al manierismo, para volver al gótico medieval.
Ludwig Graf (1513), un excelente retrato físico-psicológico, es una obra para la clientela burguesa.
Retrato de hombre.
Coronación de la Virgen (1513-1516), con una perspectiva simétrica, con recargada decoración gótica, y las colores y luz para conseguir efectos de la máxima expresividad.
Ascensión de Cristo, casi romántica.
Alegorías de la Música y de la Sabiduría (1525), con desnudos femeninos con signos simbólicos.
La Danza de la Muerte, con tres mujeres en distintas edades de su vida, con perspectiva, en una tradición germánica.
Descanso en la huida a Egipto (Virgen con el Niño), con naturalismo y colorido.

Pastor con una oveja, en Adoración, naturalismo y color.

Altdorfer (1480-1538)
Altdorfer (1480-Ratisbona, 1538), trabaja en Regensburg (Baviera) y Viena (1511 y 1535), y pertenece a la “Escuela del Danubio”, junto a Lucas Cranach. Fue influido por Durero en la técnica el grabado y la pintura, el Gótico Internacional, la pintura flamenca y paulatinamente por el Renacimiento italiano. Pinta grandiosos paisajes, arquitecturas renacentistas con detalles y símbolos integrados con hiperdecorativismo, integrando figuras de un patetismo exaltado y lírico, con cálido color. Influido .
Nacimiento, en una arquitectura de ruinas en una casa rural, con luces insólitas, contrastes, proporción, perspectiva natural (será el maestro de perspectiva de Durero). Los fragmentos religiosos son un pretexto para pintar un paisaje. El color, muy expresivo, impacta al espectador tanto como el tema.
Resurrección, con notable domunio del color, la luz y el paisaje.
Susana en el baño (1521), en un paisaje natural, con la arquitectura de un edificio renacentista en perspectiva, con aspectos tonales, detallismo e hiperdecoración. El tema de Susana es un mero pretexto para pintar el paisaje.
San Jorge y el dragón con un paisaje dominante.

La batalla de Darío y Alejandro (1529) es un paisaje con un pretexto bélico: los guerreros son sólo color en un paisaje, no individuos como sí tendremos en el arte flamenco. Los detalles no se delinean sino que se desarrollan con manchas de color. El paisaje es otra vez el tema dominante.

Mathias Grünewald (c. 1475-1528)
Mathias Grünewald (Wurzburg, c. 1475-Halle, 1528), como fue llamado Mathias Nithard. Viajó a Colmar, donde pinta el retablo de Hildesheim para su catedral. Fue protegido por el cardenal Albert de Brandemburgo. De formación gótica, conoce el Renacimiento italiano y se define por el verismo, la expresividad de las manos, la teatralidad, el color, la luz, el paisaje dominante, el hiperdecorativismo.
Destaca el inmenso Retablo de Isenheim (1510-1515), hoy en Colmar, con tres niveles, con siete pinturas magistrales: 1) En el nivel superior el Calvario, y a los lados San Antonio y San Sebastián. 2) En el nivel medio, la Virgen con el Niño y un ángel músico, y a los lados la Anunciación y la Resurrección. 3) En el nivel inferior un grupo escultórico labrado por Hagenauer y a los lados pinturas del Encuentro de San Antonio y San Pablo en el desierto y las tentaciones de San Antonio.
De este conjunto destacan los temas de Cristo, con la Crucifixión, la Resurrección... Sus Crucifixiones son obras maestras del expresivismo alemán. La Alegoría de la Natividad, La Anunciación, del mismo retablo son de extrema riqueza decorativa, con colores muy intensos, de luz espiritual.

Otras obras son Cristo maltratado por la soldadesca (1504), Crucifixión (1505) [Planeta, VI, 364], Virgen de Stuppach con fondo de paisaje y arquitectura, etc.

Lucas Cranach el Viejo (1472-1553).
Lucas Cranach el Viejo (Kronach, Weimar, 1472-1553). Hijo y padre de pintor. Su padre era un pintor gótico naturalista, de influencia flamenca. Lucas Cranach, hacia 1500, trabaja en Viena. Mas tarde colabora con Durero en xilografías. En 1504 vuelve a Turingia, se casa con Barbara Brueghel, de una rica familia burguesa por lo que recibe importantes encargos y Federico, el príncipe elector de Sajonia, le nombra pintor de cámara (1505). Se instala en Wittemberg, en un ambiente elitista, culto, humanista, con influencias italianas. En 1508 viaja a la corte imperial de Maximiliano en Malinas (una corte comprometida con el Humanismo), donde reside hasta 1515, cuando vuelve a Wittemberg, y donde en 1537 será burgomaestre.
 Destaca por la expresividad germánica, la perspectiva científica y el colorido en una obra de gran variedad temática y técnica, que evolucionará a temas decorativos, cortesanos, mitológicos... El paisaje simbólico domina los cuadros. En 1534 tiene 20 ayudantes en su taller y sus dos hijos (Juan y Lucas el Joven) son también pintores. Es gran amigo de Lutero, que le influye en su temática religiosa de los últimos años (menos comprometida, por lo que cultiva temas más profanos que son menos conflictivos). Cranach es un pintor de escasa cultura humanista, que no domina los temas renacentistas y en ellos parece muy inferior. También retrata jóvenes y viejos burgueses y cortesanos, temas bíblicos como Judith y Holofernes en los últimos años.
Sus colores son muy ricos y brillantes y el paisaje simbólico domina los cuadros, con su función de transmitir una expresividad plena de símbolos.
Sus retratos son de gran profundidad psicológica, proporción, expresividad, realismo, con referencias simbólicas en los detalles relacionados con la profesión.
Crucifixión, con las tres cruces enfrentadas unas con otras, con María y San Juan de pie en el centro, con perspectiva renacentista y un color expresivo germánico, con un paisaje simbólico.
Descanso en la huida a Egipto (1504), la familia sagrada con angelitos, en un paisaje con perspectiva científica y color expresivo.
San Jerónimo, con paisaje, con temas complementarios, como una crucifixión, animales (león, castor, ciervo), en un edificio monástico.
Pecado original (Adán y Eva y la manzana), un tema del AT (menos polémico que el NT en esta época).
Escena de brujería, con una lucha entre viejos y jóvenes, para conseguir a las mujeres jóvenes.
Autorretrato del pintor y su familia, con una composición poco habitual: posición extraña del pintor en un extremo, con un cuadro, la mujer con un pecho desnudo...
Venus (1532), de tema italiano mitológico, pero es un retrato germánico, con fondo negro, el soporte de la tierra circular, un velo transparente que no cubre nada, de ambigüedad sexual (pudor y sexualidad a la vez) con lo que intenta imitar a Botticelli pero sin éxito. Hay una influencia flamenca porque la Venus se presenta como un retrato, tal como en Lucrecia romana.
Venus yacente, en un gran paisaje (que es el verdadero tema del cuadro). Hay un rótulo flamenco.
La fuente de la juventud (con el baño de las ninfas), con tema erótico para una decoración palaciega.

Albert Durero (1471-1528).
Albert Durero (1471-1528) es el gran artista alemán del Renacimiento, como pintor, dibujante y grabador, humanista y viajero apasionado, un ejemplo de humanista universal, famoso ya en vida época. Consigue una excelente formación en Alemania e Italia, lo que le permite fusionar el espíritu alemán con las formas italianas, con un predominio del dibujo y la proporción matemática, atento a la naturaleza. Experimenta en técnicas y temáticas, mostrando un dominio técnico magistral en una amplia variedad de temas, sobre todo de paisaje, con un colorido y una luz inigualables entonces. Prolífico y excepcional grabador, destaca también como pintor de retratos, autorretratos y pintura religiosa.
Fue hijo de un orfebre húngaro, muy autoritario y padre de familia numerosa, que dirigió con mano de hierro la educación de su hijo.
Durero inicia su profesión artística en 1486, como aprendiz del pintor y grabador Wolgemut. Viaja por Alemania en 1490-1494, estudiando en los talleres de diversos maestros, entre ellos Martin Schongauer (1492), de cuyos tres hijos será gran amigo. En 1494 vuelve a Nuremberg para contraer matrimonio con Agnes Frey (hija de un artista) que no le dio hijos pero fue su compañera indispensable. En 1494-1496 viaja a Italia, prosiguiendo su educación. Vuelve a Alemania y enseguida es nombrado pintor de cámara de Federico, Príncipe Elector de Sajonia, en cuya corte hay un ambiente humanista y comienza su labor como xilógrafo. Viaja nuevamente a Italia y en 1510 vuelve a Alemania, donde continúa hasta 1516 su obra como grabador en xilografía y cobre, siendo un artista protegido por Maximiliano de Austria y luego por su nieto Carlos V. Desde 1520 goza de un reconocimiento general en Europa y se le hacen numerosos homenajes.
Durero fusiona el espíritu alemán con las formas italianas, con un predominio del dibujo y la proporción matemática, siempre atento a la naturaleza. Es muy experimental en técnica y temática. Su dominio técnico en pintura es magistral y abarca todas las variantes: óleo, temple, gouache, pastel, acuarela, etc., así como la variedad de sus temas, desde las ilustraciones de la literatura popular alemana a las alegorías italianas, el paisaje, el color y la luz. Su obra es de una rara homogeneidad, sin apenas cambios desde su altísimo nivel inicial.
En sus últimos años, desde 1525, bastante enfermo, se dedica a la teoría y escribe: Tratado de Geometría, una instrucción respecto a la manera de medir (1525), Respecto a las fortificaciones de castillos, ciudades y pueblos (1527) y la póstuma Sobre las proporciones del cuerpo humano (1528). Tanto en su pintura como en sus textos se evidencia un maestro de la perspectiva científica con el uso de instrumentos ópticos (cuadrícula, cámara oscura), siendo uno de los grandes introductores de la perspectiva en Europa.

En el Tríptico Linnheimer (1504-1507) pinta una obra aún germánica, desproporcionada.
Los retratos de Maximiliano I le muestran con emblemas, textos, símbolos, iluminación parcial que acentúa el volumen y la expresividad, perspectiva, proporción.
Los retratos de burgomaestres, como Oswalt Krell (1499), Gentilhombre, jóvenes, su esposa, etc, muestran su adaptación a ambas corrientes: nórdica y renacentista, ya hacia 1500.
En Fiesta del Rosario, con la Virgen y el Niño se les ve rodeados de una Corte, con una perspectiva lineal, composición en triángulo, paisaje etéreo, pero con un hiperdecorativismo germánico, pleno de color y detalle.

Pero ya en Adoración de la Trinidad (1511), hay dos registros (el inferior con prelados y nobles), triangulación en la parte superior con la Cruz con Cristo que asciende, colores fríos y metálicos venecianos, luz contrastada para marcar el volumen. 
Influido en Italia por Mantegna y Giovanni Bellini, dominado por una actitud de tristeza en la Adoración de los Reyes Magos, con reflejos cromáticos muy venecianos, pero evoluciona a la esbeltez de los desnudos de Adán y Eva (1507), de colores tan llenos de vida.
En 1520 conoce en Flandes la obra de Gossaert y pinta las tablas de los Cuatro Apóstoles, con severa reflexión, colores y fondos austeros, contenida gestualidad, ropajes flamencos, representando los distintos temperamentos humanos; por ejemplo, el ceñudo San Marcos personifica el temperamento colérico.
Sus autorretratos son prodigiosos, los mejores hasta la serie que realizó Rembrandt en el siglo XVII. Muestran la evolución de su obra y vida, desde el autorretrato más joven, con unas flores en la mano (1493), uno con guantes (1498), hasta el bello Autorretrato (1500) en el que toma la pose de Cristo, con un claroscuro germánico.

Durero. Autorretrato,

Como grabador fue un gran xilógrafo (sobre planchas de madera), con las tres series de La PasiónLa Vida de la Virgen y el Apocalipsis; también es calcógrafo, con la incisión en planchas de cobre, lo que permite una mayor libertad de dibujo denotada en la Melancolía o El Caballero, la Muerte y el Diablo.
Durero. El Caballero, la Muerte y el Diablo.

Bibliografía general.
Exposiciones.
<Durero y Cranach. Arte y humanismo en la Alemania del Renacimiento>. Madrid. Museo Thyssen-Bornemisza y Fundación Caja Madrid (9 octubre 2007-6 enero 2008). 234 obras (16 pinturas de Durero y 26 de Cranach). Comisarios: Fernando Checa, Mar Barovia. Reseña de García, Ángeles. El Renacimiento alemán, a través de Durero y Cranach. “El País” (9-X-2007) 52.

Libros.
Bialostocki, Jan. El Arte del siglo XV. De Parler a DureroIstmo. Madrid.1998. 519 pp.
Trevor-Roper, Hugh. Princes and artists: patronage and ideology at four Habsburg courts, 1517-1633. Thames & Hudson. Londres. 1991. 160 pp.

El artista alemán Albert Durero (1471-1528)Fuentes.
Exposiciones.
<Durero: grabados>. Bilbao. Museo Guggenheim (26 junio-9 septiembre 2007). 165 grabados. Reseña de Larrauri, Eva. La conciencia de Durero. “El País” (26-VI-2007) 57.
<Durero y Cranach. Arte y humanismo en la Alemania del Renacimiento>. Madrid. Museo Thyssen-Bornemisza y Fundación Caja Madrid (9 octubre 2007-6 enero 2008). 234 obras (16 pinturas de Durero y 26 de Cranach). Comisarios: Fernando Checa, Mar Barovia. Reseña de García, Ángeles. El Renacimiento alemán, a través de Durero y Cranach. “El País” (9-X-2007) 52.
*<Dürer>. Fráncfort. Städel Museum (2013). 280 obras de Durero (dos centenares) y sus contemporáneos. Comisarios: Max Hollein y Almut Pollmer-Schmidt. Reseña de Vicente, Álex. Durero, experto en ‘marketing’. “El País” (2-XI-2013) 42.
<Durero>. Londres. Courtauld Gallery (2013). Los viajes de Durero en su juventud. Comisaria: Stephanie Buck. Reseña de Vicente, Álex. Durero, experto en ‘marketing’. “El País” (2-XI-2013) 42.
Libros.
Bialostocki, Jan. El Arte del siglo XV. De Parler a DureroIstmo. Madrid.1998. 519 pp.
Bouleau, Charles. Tramas. La geometría secreta de los pintoresAkal. Madrid. 1996. 270 pp. 190 ilustraciones. Sobre Alberti, Durero, Kandinsky, Mondrian...
Artículos.
Calvo Serraller, F. Un reencuentro cinco siglos después. “El País” Babelia 815 (7-VII-2007) 18. Durero y Patinir.

La familia Cranach.
El artista alemán Lucas Cranach “el Viejo” (1472-1553).
Lucas Cranach “el Viejo” (Kronach, 1472-Weimar, 16-X-1553), se convirtió en el pintor luterano por excelencia.
<Durero y Cranach. Arte y humanismo en la Alemania del Renacimiento>. Madrid. Museo Thyssen-Bornemisza y Fundación Caja Madrid (9 octubre 2007-6 enero 2008). 234 obras (16 pinturas de Durero y 26 de Cranach). Comisarios: Fernando Checa, Mar Barovia. Reseña de García, Ángeles. El Renacimiento alemán, a través de Durero y Cranach. “El País” (9-X-2007) 52.
<Cranach>. Londres. Courtauld Institute of Art Gallery (hasta 23 septiembre 2007). Reseña de Luna, Juan J. La exposición. Cranach, el pintor de Lutero. “Descubrir el Arte”, año IX, nº 102 (VIII-2007) 18-22.
<El mundo de Lucas Cranach. Un artista contemporáneo de Durero, Tiziano y Mestsys>. Bruselas. Musée des Beaux-Arts (20 octubre-2010-hasta 23 enero 2011). París, Musée du Luxembourg (9 febrero-23 mayo 2011). Reseña de Lledó, Joaquín. Lucas Cranach. “Álbum Letras-Artes” (invierno 2010-2011) 22-25.

El artista alemán Hans Cranach (1513-1537).
Hans Cranach (1513-1537) hijo de Lucas Cranach, murió demasiado joven.

El artista alemán Lucas Cranach “el Joven” (1515-1586).
Lucas Cranach “el Joven” (1515-1586), fue hijo de Lucas Cranach y destacó como pintor en un estilo manierista.