Mis blogs

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Cómic, Fotografía, Moda), Heródoto (Actualidad, Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).y Pensamiento, Religión y Teo

sábado, 3 de marzo de 2012

El escritor y artista chino Gao Xingjian (1940).


El escritor y artista chino Gao Xingjian (1940).

Gao Xingjian. Foto tomada de "La Opinión" de A Coruña.


Gao Xingjian (Ganzhou, 1940), escritor y artista chino, perseguido durante la Revolución Cultural, exiliado en 1988, residente en París y nacionalizado francés, ganó el Premio Nobel de Literatura 2000.
La cosmopolita París ha sido desde hace un siglo uno de los destinos favoritos de los intelectuales chinos, como prueban los casos de los escritores François Cheng y Dai Sijie, y de un sinnúmero de políticos, del que el caso más destacado tal vez sea el de Chu Enlai. Desde este observatorio privilegiado Xingjian ha realizado una vastísima y polifacética obra: pintura, música, novela, teatro, poesía, ensayo, traducción…, que aúna las culturas de Occidente y Oriente, a la que guarda la mayor fidelidad.
Xingjian es un clásico de la cultura china y sigue sus pautas tradicionales (sus estructuras cíclicas surgen de ese legado), aunque sea expresándola con medios modernos, de los que es buena muestra su obra plástica, como El fin del mundo (2006).


Resultado de imagen de Gao xingjian, the world's end

Resultado de imagen de Gao xingjian, the world's end

Resultado de imagen de Gao xingjian, the world's end
Serie El fin del mundo. Tinta china sobre papel (2006).

Libros.
Xingjian, Ga. Lingshan (La montaña del alma). Trad. de Jose Ramón Monreal y Yanping Liao. Círculo de Lectores. Barcelona. 2001. 573 pp.
Otros.
Martí, Octavi. El escritor disidente Gao Xingjian logra el primer Nobel de Literatura para su lengua. “El País” (13-X-2000).
Punzano, Israel. Gao Xingjian / Escritor. “La historia no tiene memoria, pero la literatura es eterna”. “El País” (28-III-2007) 56.
Hermoso, Borja. Gao Xingjian / Escritor y pintor. “Frente a la locura del mundo, la soledad nos alivia, nos salva”. “El País” (24-II-2008) 52-53.