Mis blogs

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Cómic, Fotografía, Moda), Heródoto (Actualidad, Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).y Pensamiento, Religión y Teo

miércoles, 16 de noviembre de 2011

Concepto. Arco conopial.

Arco conopial o flamígero (en catalàn: arc conopial o flamíger).
El arco conopial (de la palabra latina conopeum, dosel o cortinaje que cubre el techo de una cama) es un tipo de arco apuntado gracias a una escotadura en la clave con un vértice puntiagudo hacia arriba. Aparece al final del Gótico, en los siglos XIV y XV, y se utilizó posteriormente, en especial en el arte neogótico.
Su origen es controvertido y se halla probablemente en los arcos de la arquitectura islámica, con al menos tres propuestas. La más lógica es la reconversión en un vértice del lóbulo de la clave de los arcos lobulados; también podría ser una variación de los arcos apuntados, mediante el alargamiento del vértice en la clave; y la más improbable es una variante de los elementos decorativos con que se coronaban usualmente las claves de los arcos, como el del Mirador de Daraxa en la Alhambra de Granada.
Mirador de Daraxa en la Alhambra de Granada.

El arco conopial se clasifica en numerosos tipos.
El más frecuente, hasta el punto de abarcar todo el conopial en algunos manuales de terminología arquitectónica, es el arco rebajado que prosigue a ambos lados y hacia abajo con dos arcos cóncavos superiores que enlazan con dos arcos convexos inferiores de cuarto de circunferencia. Es considerado el conopial clásico por sus formas proporcionadas, con sus seis segmentos cuadrados (su lado es el módulo básico). En altura hay dos segmentos, que delimitan la flecha (altura) desde la luz (ancho entre las impostas) hasta la punta superior de la clave (la dovela central superior). En anchura hay cuatro segmentos, que cubren la luz más el ancho de los dos salmeres (el salmer es la primera dovela que descansa sobre la imposta).
Modelo clásico de arco conopial rebajado.

También abundante es el tipo de arco conopial apuntado no rebajado, muy usado en los portales góticos, es el que se halla en el Convento de las Claras de Palencia.


Arco de la capilla del Convento de las Claras de Palencia.

Muy raro es el arco de medio punto reconvertido en apuntado al añadirle un simple vértice en la parte superior de la clave.
Arco conopial del portal de la iglesia de Santiago Apóstol en Málaga, de estilo mudéjar-gótico.

También existen otros tipos: de herradura, de talón (con semicírculos), de doble vertiente (llamado de ‘espalda de asno’ en castellano y ‘esquena d’ase’ en catalán), etc.
Fuentes.
Wikipedia. 
Vikipèdia.
Libros.
Borrás, Gonzalo M. El arte mudéjar. Unesco­/Ibercaja. Ma­drid. 1996. 270 pp. 143 ilus.
Ettinghausen, Richard; Grabar, Oleg. Arte y ar­quitectura del Islam 650-1250. Cátedra. Ma­drid. 1996. 496 pp. 402 ilus.
Karlinger, Hans. Historia del Arte Labor. Vol. 7. Arte Gótico. Labor. Barcelona. 1932. 840 pp.
Lambert, E. El arte gótico en España (siglos XII y XIII). Cátedra. Madrid. 1982. 300 pp.

No hay comentarios: