Mis blogs

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Cómic, Fotografía, Moda), Heródoto (Actualidad, Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).y Pensamiento, Religión y Teo

viernes, 17 de junio de 2016

El pintor manierista español Luis de Morales (1510/1511-1686).

El pintor manierista español Luis de Morales (1510/1511-1686).
Luis de Morales, llamado por Francisco Pacheco el “Divino Morales” (Salamanca o Badajoz, 1510-1511-Badajoz o Alcántara, 1586), vive en la etapa de consolidación y madurez del Renacimiento del Cinquecento en España y la introducción del Manierismo, a los que conoce probablemente en una etapa de formación en Italia. Alejado de la corte española, la mayor parte de su obra la realizó en Extremadura (por lo que se ha aducido que habría una Escuela de Extremadura) entre Plasencia y Badajoz, centros muy periféricos. Pero triunfó plenamente, pues sus obras (aproximadamente unas 150 de su taller) fueron buscadas ya en vida suya para ornar las iglesias y los oratorios, y por los coleccionistas para las capillas privadas, atraídos tanto por las pequeñas pinturas portátiles como por los grandiosos retablos. Solo posteriormente El Greco compitió con él comercialmente.
Su estilo se caracteriza por las figuras estilizadas de ánimo afectado, llenas de dolor, tristeza y melancolía, el intimismo y la gestualidad, el dominio de la perspectiva, el color y la luz efectista contra un fondo oscuro o monocromo, para intensificar la forma. Todo ello le entroniza como el máximo pintor de la religiosidad renacentista española.
En las manos y en los volúmenes hay desproporción y los rostros son muy expresivos, más dramáticos que los de la escuela andaluza. Su labor en el claroscuro es extraordinaria por anticiparse el tenebrismo caravaggiesco; la luz se dirige a unos pocos personajes, dejando al resto en la penumbra y no al resto, en lo que parece más un rescoldo de la tradición medieval más que una influencia italiana. Por ejemplo, utiliza vidrio machacado para conseguir unas veladuras únicas, semejantes al sfumato leonardesco.
Las numerosas imágenes de la Dolorosa de Morales son ya casi totalmente manieristas, aunque el pintor halla vías propias a esta convergencia más que una imitación del Manierismo italiano.



Pintó numerosos Ecce Homo en sus formas de Cristo con corona o llevando la Cruz camino del Calvario, o retablos compuestos con piezas como El Calvario, Lamentación de Cristo muerto y Resurrección. El Cristo, Varón de Dolores aguarda la hora final de su muerte con complacencia.
Pintó varias versiones de la Virgen con el Niño (en una la mano del Niño busca el pecho de la Virgen bajo la ropa, en otras el Niño escribe y en otras lleva un uso o una cruz), e incluso Vírgenes gitanas, que fueron modelos para los pintores de la época.

Fuentes.
Internet.
Exposiciones.
<Luis de Morales>. Madrid. Museo del Prado. Bilbao. Museo de Bellas Artes. Barcelona. MNAC (junio 2016). 54 obras. Comisaria: Leticia Ruiz. Reseña de Montañes, J. Á. Las patéticas y elegantes figuras del Divino Morales. “El País” (16-VI-2016).

No hay comentarios: