Mis blogs

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Cómic, Fotografía, Moda), Heródoto (Actualidad, Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).y Pensamiento, Religión y Teo

domingo, 23 de abril de 2017

Venganza (2008), de Pierre Morel.

Venganza (2008), de Pierre Morel.





Tráiler.

Venganza (2008). Taken. Francia. Género: acción. Duración: 93 minutos. Dirección: Pierre Morel. Intérpretes: Liam Neeson, Maggie Grace, Famke Janssen. Guión: Luc Besson. Música: Nathaniel Méchaly. Fotografía: Michel Abramowicz. Montaje: Frédéric Thoraval. Producción: Luc Besson.

Trama.
¿Qué puede ser peor para un padre, en Nueva York, que escuchar impotente el secuestro de su hija al otro lado del teléfono, en París? El padre, Bryan Mills, un exagente secreto norteamericano, deberá investigar en los bajos fondos parisinos para liberar a su hija de una mafia de trata de blancas antes de que pasen 96 horas o puede darla por perdida. No contará con otra ayuda que la de sus viejos compañeros, pero tal vez no de todos...
Opinión.
Hay una adecuada combinación de intriga sombría y secuencias de acción, con un acertadísimo y creíble Liam Neeson en su papel de padre implacable que arrasará todos los obstáculos y vulnerará todas las normas a fin de salvar a su hija. La historia desprende nihilismo (como el buen género polar francés exige) e individualismo a raudales: la policía es siempre ineficaz o corrupta, y sólo el héroe puede hacer algo.  Un héroe que apenas habla y ni siquiera pretende que entendamos sus pensamientos, pero dispara y machaca a sus enemigos, los malos redomados que se merecen su exterminio como insectos nocivos, con una elocuencia más esclarecedora que mil palabras.
El director imprime un ritmo implacable, con continuos y nerviosos movimientos de cámara y planos cortos subrayados por una música rotunda. El guión es ciertamente inverosímil y doy sólo un par de apuntes: los malvados disparan a Neeson cientos (o más) de tiros en media docena de ocasiones pero ¿son tan malos disparando que no le aciertan ni de refilón? y ¿quién maneja el barco durante la última y larga pelea? Pero el ritmo frenético que imprime el director, la empatía que el público siente de inmediato hacia el protagonista y el interés por cómo sobrevivirá en su desesperada lucha, hacen que estos fallos apenas molesten. Porque, como en las mejores novelas  de Chandler y Hammett, no es la coherencia de la historia lo que importa sino un inexpresable sentimiento de compartir la experiencia del héroe. Pero siempre hay quienes aborrecen al excesivo Besson, y por ello no dudan en calificar de anodina, aburrida y otros epítetos negativos a esta y cualquier obra en la que ponga su sello de productor y guionista. 
Naturalmente, el éxito comercial ha sido notable y ya está a punto la continuación, Venganza 2. Conexión Estambul, nuevamente con Neeson salvando a su hija y además a su esposa de otro secuestro, esta vez ejecutado por el padre vengativo de uno de los malvados a los que mató en la primera  parte. Besson habrá pensado que ¿si la fórmula funciona para qué cambiarla?



Fuentes.
Redacción. ‘Las películas’. “El País” (26-II-2012) 53.

No hay comentarios: