Mis blogs

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Cómic, Fotografía, Moda), Heródoto (Actualidad, Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).y Pensamiento, Religión y Teo

martes, 20 de septiembre de 2016

Cine: Películas (2011).

CINE: PELÍCULAS (2011).

Cómo locos (2011), de Drake Doremus.
Cowboys & Aliens (2011), de Jon Favreau.
El árbol de la vida (2011), de Terrence Malick.
El invitado (2011), de Daniel Espinosa.
El príncipe del desierto (2011), de Jean-Jacques Annaud.
El profesor (2011), de Joe Wright. 
En tierra de sangre y miel (2011), de Angelina Jolie.
Hanna (2011), de Joe Wright.
Los descendientes (2011), de Alexander Payne.
Mi semana con Marilyn (2011), de Simon Curtis.
The Artist (2011), de Michel Hazanavicius.
Tú eres el siguiente (2011), de Adam Wingard.

Cómo locos (2011), de Drake Doremus.
Cómo locos (2011). Like Crazy. EE UU. Género: romántica. Duración: 89 minutos. Dirección: Drake Doremus. Intérpretes: Felicity Jones, Anton Yelchin, Jennifer Lawrence, Charlie Bweley, Alex Kingston, Oliver Muirhead, Finola Hughes, Chris Messina. Guión: Drake Doremus y Ben York Jones. Música: Dustin O’Halloran. Fotografía: John Guleserian.
Dos jóvenes, la británica Anna (Jones) y el estadounidense Jacob (Yelchin), se enamoran en Los Ángeles, pero ella ha de volver a Londres y la separación les apena porque el amor perdura en la distancia, pese a sus nuevas relaciones.
El filme ganó el Gran Premio del Jurado a la mejor película del Festival de Sundance 2011, así como otros premios y magníficas críticas para sus intérpretes, que se abrieron camino con éxito desde entonces. Yelchin, empero, falleció en 2016 por un desgraciado accidente doméstico. Jones, en cambio, se ha encumbrado como una de las mejores actrices de su generación.
Realista y emotivo sin caer en el melodrama fácil, con un ritmo pausado que nos permite penetrar en el corazón de su pareja protagonista, y una poesía visual encomiable, que enlaza la luz de los paisajes urbanos con el drama interior de sus criaturas. Una obra redonda, excelente.

Cowboys & Aliens (2011), de Jon Favreau.
Cowboys & Aliens. Género: ciencia-ficción. EE UU (2011). Duración: 118 minutos. Dirección: Jon Fravreau. Intérpretes: Daniel Craig, Harrison Ford, Olivia Wilde, Paul Dano, Sam Rockwell, Clany Brown, Adam Beach. Guión: Alex Kurtzman, Roberto Orci, Damon Lindelof, Mark Fergus, Hawk Ostby, sobre el cómic de Fred Van Lente y Andrew Foley. Música: Harry Gregson-Williams. Fotografía: Matthew Libatique.
Fuentes.
Costa, Jordi. Abduciendo a Leone. “El País” (2-IX-2011) 43.

El árbol de la vida (2011), de Terrence Malick.
El árbol de la vida (2011). EE UU. Género: drama. Duración: 140 minutos. Dirección: Terrence Malick. Intérpretes: Brad Pitt, Hunter McCracken, Jessica Chastain, Sean Penn. Guión: Terrence Malick. Música: Alexandre Desplat. Fotografía: Emmanuel Lubezki.
Belinchón, Gregorio. El ermitaño de oro del cine mundial. “El País” (24-IV-2011) 43.
Boyero, Carlos. Terrence Malick, poética en la pantalla. “El País” (17-V-2011) 44-45.
Belinchón, Gregorio. Entrevista a Brad Pitt. “El País” (17-V-2011) 44.
Ocaña, Javier. Palabra de Terrence Malick. “El País” (16-IX-2011) 38.

El invitado (2011), de Daniel Espinosa.

Cartel de El invitado (Safe House)

El invitado (2011). Safe House. EE UU. Género: thriller de espionaje. Duración: 115 minutos. Dirección: Daniel Espinosa. Intérpretes: Denzel Washington, Ryan Reynolds, Vera Farmiga, Brendan Gleeson, Sam Shepard, Ruben Blades, Robert Patrick,Tim McGraw, Joel Kinnaman, Liam Cunningham. Guión: David Guggenheim. Música: RaminDjawadi. Fotografía: Oliver Wood. Montaje: Richard Pearson.
Trama.
Tobin Frost, un antiguo agente de la CIA, hoy agente libre, ve peligrar su vida en medio de una operación de alto riesgo y pide asilo en la embajada de Estados Unidos en Ciudad del Cabo, en Sudáfrica. Será trasladado para su interrogatorio a un lugar aparentemente seguro, a cargo de un novato, el agente Matt Weston. Pero el refugio es asaltado, y Weston ha de huir con el prisionero mientras espera que sus superiores le ayuden a salvar sus vidas...
Opinión.
Javier Ocaña, en El poder de la información, “El País” (10-II-2012) califica al filme como interesante, pero no exento de fallos:
‹‹(…) Denzel Washington, que ejerce de productor y protagonista, enorme en carisma, recursos y capacidad para la pausa o el despliegue gestual, según las necesidades de la secuencia, Espinosa ha compuesto otro thriller global, esta vez cambiando las mafias por el espionaje, en el que la historia viene a poner al día la máxima de otro habitante de la cartelera cinematográfica, J. Edgar Hoover, exdirector del FBI: “La información es poder”. Estamos ante el chantaje y sus consecuencias en la era de Wikileaks.
El invitado es una película inequívocamente contemporánea. Aparente, pero, en el fondo, más superficial de lo que debiera. Así, aunque el viejo macguffin del microchip parece seguir vigente tropecientos años después de su invención narrativa, lo que más inquieta del relato es el retrato de los llamados “cuidadores profesionales”, espías al servicio de sus países, en estado prácticamente latente durante meses o años, y habitantes de pisos francos en las principales ciudades del mundo, adonde se lleva a ciertos detenidos, de forma ilegal, para sonsacar información privilegiada previa tortura. Puro siglo XXI.
Rodada con brío y elegancia, con una hermosa fotografía de textura con grano y colores muy saturados, El invitado se queda, sin embargo, a medio camino entre el puro entretenimiento y la denuncia política (una persecución y/o pelea de menos, y una conversación trascendente de más, hubiesen venido genial), lo que puede llevar a que no encuentre con facilidad a un público concreto. (…)››
Mi impresión es mucho más positiva. Para empezar, la reacción del público de la sala que me rodeaba fue muy transparente: la gente estaba atónita. A mi lado incluso lloraban de emoción a cada rato e incluso en algún momento gritaban ¡Sálvalo, no le dejes!, señales de una empatía con los personajes que han logrado pocas películas en los últimos tiempos.
El filme va creciendo con un ritmo implacable de las imágenes y  el estupor por unas interpretaciones de rango superior, de un actor en un momento genial de su carrera, el excelso Wenzel Washington, y un Ryan Reynolds que ha mejorado mucho en su incipiente madurez, y que se quedan con todo el peso de la función.
Anida en este guión una crítica feroz a la razón de Estado que consume y aplasta a los individuos. Nos desgrana la miseria de los servicios secretos, el malestar existencial de sus servidores, la putrefacción de sus cloacas. Todo se nos muestra sin piedad, y nos sentimos involucrados con estos seres conscientes de que sólo les espera un destino trágico, aunque el director se apiade al final, demasiado abierto, tal vez preparando una segunda entrega. Y es que la película bebe con toda evidencia de la saga Bourne, que Espinosa ha estudiado, digerido y reinterpretado al modo en que Brian de Palma absorbía los filmes de Hitchcock. En resumen, El invitado es un filme trepidante y emotivo, lleno de sentido crítico, muy cuidado formalmente. Una obra mayor de su género.
Fuentes.
Belinchón, Gregorio. El día en que Denzel Washington dijo ‘no’ a Davidi Fincher en ‘Seven’. “El País” (1-II-2012) 38.
Belinchón, Gregorio. Un sueco en la corte de Hollywood. “El País” (1-II-2012) 38. La aventura norteamericana del director sueco Daniel Espinosa (Santiago de Chile, 1977).
Ocaña, Javier. El poder de la información. “El País” (10-II-2012) 44.
Marinero, Francisco. Perseguidos sin tregua. “El Mundo” La Luna de Metrópoli nº 407 (17-II-2012) 4. Critica en El invitado un guión inverosímil.

El príncipe del desierto (2011), de Jean-Jacques Annaud.
El príncipe del desierto (2011). Or noir / Black Gold. Francia / Qatar. Duración: 130 minutos. Dirección: Jean-Jacques Annaud. Intérpretes: Antonio Banderas, Mark Strong, Tahar Rahim, Freida Pinto. Guión: Menno Meyjes, Jean-Jacques Annaud, Alain Godard, sobre la novela de Hans Ruesch, The Great Thirst. Música: James Horner. Fotografía: Jean-Marie Drejou. Montaje: Jean-Jacques Annaud.
Una historia de conflictos en los años 20 y 30 entre dos reinos de Arabia, entre la modernidad (la explotación del petróleo) y la tradición.

El profesor (2011), de Tony Kaye. 
El profesor (2011). DetachmentEE UU. Género: drama. Duración: 93 minutos. Dirección: Tony Kaye. Intérpretes: Adrien Brody, Marcia Gay Harden, Sami Gayle, James Caan, Christina Hendricks, Lucy Liu, Blythe Danner, Betty Kaye. Guión: Carl Lund. Música: The Newton Brothers. Fotografía: Tony Kaye.



Un profesor interino intenta ayudar a sus alumnos en un instituto marginal de una ciudad estadounidense. Los dramas se entrecruzan.

En tierra de sangre y miel (2011), de Angelina Jolie.
En tierra de sangre y miel (2011). EE UU. Género: drama bélico. Dirección: Angelina Jolie. Intérpretes: Angelina Jolie, Goran Kostic, Zana Marjanovic. Guión: Angelina Jolie.
Celis, Bárbara. La guerra interior de Angelina Jolie. “El País” Semanal 1.846 (12-II-2012) 12-15.
La crítica se ha dividido en EE UU sobre este filme, rodado con 17 millones de dólares del bolsillo de Jolie y con actores serbios y bosnios.

Hanna (2011), de Joe Wright.


 Hanna (2011). 111 minutos. EE UU / Reino Unido. Género: Thriller fantástico. Dirección: Joe Wright. Intérpretes: Saoirse Ronan (Hanna), Eric Bana (Erich Keller), Cate Blanchett (Marissa Wiegler), Tom Kellerman (Isaacs), Jessica Barden (Sophie), Olivia Williams (Rachel), Jason Flemyng (Sebastian). Producción: Leslie Holleran y Scott Nemes. Guión: David Farr y Seth Lochhead. Montaje: Paul Tothill. Música: The Chemical Brothers. Fotografía: Alwin Küchler.


Hanna, una muchacha de 16 años, es criada en perfecto aislamiento, salvo por una enciclopedia y un libro de cuentos de hadas, desde su infancia por su padre, Erich Keller, un ex agente de la CIA, en el salvaje y helado norte de Finlandia hasta convertirla en una cazadora asesina, preparada para desempeñar una misión: saldar cuentas con su archienemiga Marissa Wiegler. Cuando Hanna sea arrojada al mundo comenzará una persecución despiadada en la que los papeles de cazadora y presa se confunden inextricablemente, al tiempo que la joven aprende que la fantasía de cuento de hadas de su infancia encubre un sinfín de relato aterradores en la realidad. Un camino jalonado de peligros mortales tanto para ella como para cuantos la rodean y aman servirá a esta heroína malgré elle como vía de aprendizaje de la vida y de sus límites, en contacto con su fugaz amiga Sophie y la familia de esta.


El londinense Joe Wright (1972) es un director de carrera irregular, pero dotado de genuino talento para el retrato del alma humana, capaz de realizar obras notables como Orgullo y prejuicio (2005), semifallidas pero interesantes como Expiación - Más allá de la pasión (2007), chascos notorios como El solista (2009), y esta excelente Hanna, su obra más rica en matices y hallazgos visuales y temáticos, un tan lúdico como desasosegante tour de force que abre nuevos caminos al cine de acción, saliendo de los estrechos cauces fijados por el arrollador éxito de la serie Bourne. Si no la supera es en gran medida por ciertos altibajos del guión, que incurre en ocasiones en largos excesos melancólicos, varias presentaciones de personajes eludibles o directamente increíbles, y unas elipsis demasiado forzadas; y el desajuste en algún momento de la tronante música de The Chemical Brothers, impactante y apropiada, eso sí, durante la mayor parte del metraje.


La actriz principal, Saoirse Ronan, nacida en 1994 en Nueva York aunque afincada en Irlanda, es una emergente actriz juvenil de raro talento, capaz de encandilar a directores tan reconocidos como Peter Weir (Camino a la libertad) y Peter Jackson (The lovely bones), y Joe Wright, que ya la había seleccionado como la preadolescente Briony Tallis, la hermana menor de Keira Knightley que la conduce a la destrucción en Expiación. El resto de actores, muchos justamente bien conocidos, cumple sobradamente con sus papeles, destacando Blanchett en un papel de malvada al que se ajusta como un guante, aparentemente sin esfuerzo, con ese punto de ironía que ya habíamos visto en la cuarta parte de Indiana Jones.
La crítica ha coincidido inevitablemente en que las fuentes de inspiración de Hanna, un thriller tan demoledor como angustioso, son los cuentos fantásticos de los hermanos Grimm en el pasado más remoto y la monumental trilogía de Bourne en el más reciente, pero se puede añadir, sin miedo al ridículo, el mito de Superman (la cabaña perdida en la tundra finlandesa como sugerente metáfora de la Fortaleza de hielo, donde el héroe, aquí la heroína, se prepara solitaria para su advenimiento al mundo exterior) y la feroz Will Kill de Tarantino.
En suma, un logrado y muy interesante film.
Fuentes:
Costa, Jordi. Violencia de ‘rave-party’. “El País” (10-VI-2011) 41.
Focus. Entrevista Joe Wright (9-VI-2011). [Decine21.com]
Otero, Brenda. Inocencia mortal. “El País” EP3 306 (10-VI-2011) 5.


Los descendientes (2011), de Alexander Payne.

‘Los descendientes’ (2011). The Descendants. EE UU. Género: drama. Duración: 115 minutos. Dirección: Alexander Payne. Intérpretes: George Clooney, Shailene Woodley, Amara Miller, Nick Krause, Beau Bridges, Robert Forster. Guión: Alexander Payne, Jim Rash y Nat Faxon, basado en la novela homónima de Kaui Hart Hemming. Música: Dondi Bastone. Música: Dondi Bastone. Fotografía: Pheson Papamichael. Montaje: Kevin Tent.
Trama.
Un hombre maduro, casado y con dos hijas a las que apenas ha dedicado tiempo, deberá replantearse el sentido de su vida cuando su esposa sufre un grave accidente y debe afrontar nuevas responsabilidades, mientras medita vender una gran propiedad en Hawai que su familia ha conservado desde el siglo XIX.
Opinión.
Javier Ocaña, en Las eternas contradicciones de familia, “El País” (20-I-2012), comenta con fina ironía y respeto a una película notable:
‹‹Los vínculos de afinidad y consanguinidad definen a la familia, pero hay ocasiones en las que, a fuerza de estiramientos, los lazos que la unen son tan ligeros que lo natural se vuelve artificial. Y sin embargo, aun en esos momentos, nos aferramos a la estirpe. ¿Por necesidad, por educación, por religión, o simplemente porque hay algo interior, que lo demanda? Los descendientes, nuevo trabajo del siempre interesante Alexander Payne, autor de Election, A propósito de Schmidt y Entre copas, se arma a partir de una de esas tesituras que obligan al protagonista y, por ende, también al espectador, a un conflicto moral, uno de esos cúmulos de circunstancias que hubiesen hecho las delicias del Kieslowski del Decálogo. En apenas unos días un hombre se ve sepultado por una doble losa: su mujer entra en coma tras un accidente y se entera de que esta le estaba siendo infiel. ¿Y ahora qué? (…)
Payne opta, además de por el conflicto moral, por una valiente doble vía: primero, hurgar en los orígenes de la institución familiar casi como algo atávico; y segundo, otorgarle un tono de comedia, entre lo negro y lo dramático, que encienda el interés de las situaciones no solo por el dolor intrínseco sino también por el componente ridículo extrínseco que contienen, lo que convierte a la película en algo tan fresco como trascendente. (…) su escritura siempre es afilada, tanto por su humor como por su amor.
Los personajes se hacen venerables más por sus defectos que por sus virtudes, quizá porque sus deficiencias son también las nuestras. Lejos del maniqueísmo de buenos y malos, es la imperfección de todos y cada una de las criaturas de la película la que hace de ellas seres humanos. Y, al igual que en la iraní Nader y Simin, una separación, lo mejor de Los descendientes es que todos encuentran sus razones. Aunque sea para cagarla.››
Fuentes.
Cuenca, José Ignacio. Entrevista. “El Mundo” La Luna de Metrópoli nº 403 (20-I-2012) 2.
Reviriego, Carlos. Entrevista. Alexander Payne. 'El cine debe ser consciente del absurdo de la vida y reflejarlo'. "El Cultural" (20-I-2012) 44.46.
Ocaña, Javier. Las eternas contradicciones de familia. “El País” (20-I-2012) 44.
Fernández-Santos, Elsa. Entrevista. Alexander Payne / Director. ‘Las estrellas no me interesan, pero George Clooney es diferente’.  “El País” (20-I-2012) 44.


Mi semana con Marilyn (2011), de Simon Curtis.
Mi semana con Marilyn (2011). EE UU. Género: drama Duración: 99 minutos. Dirección: Simon Curtis. Intérpretes: Michelle Williams, Eddie Redmayne, Kenneth Branagh, Julia Ormond, Emma Watson, Judi Dench.
Ocaña, Javier. Una criaturilla vulnerable. “El País” (24-II-2012) 46.

The Artist (2011), de Michel Hazanavicius.


The Artist (2011). Francia y EE UU. Género: drama y comedia. Duración: 100 minutos. Muda (salvo unos instantes) y en blanco y negro. Dirección, guión: Michel Hazanavicius. Intérpretes: Jean Dujardin, Bérénice Bejo, John Goodman, James Cromwell, Penelope Ann Miller, Missi Pyle, Beth Grant, Ed Lauter, Bitsie Tulloch, Malcolm McDowell. Dirección artística:: Laurence Bennett. Vestuario: Mark Bridges. Música: Ludovic Bource. Fotografía: Guillaume Schiffman. Montaje: Michel Hazanavicius y Anne-Sophie Bion. Producción: Thomas Langmann.

Trama.
El filme narra el encuentro en 1927 y la relación posterior entre George Valentin, un actor famoso pero que pronto comenzará su al parecer ineluctable decadencia hacia el anonimato porque no quiere aceptar el nuevo cine sonoro, y Peppy Miller, una actriz que inicia el camino inverso. Los sentimientos, aunque a pesar suyo, entrelazan sus vidas, y ella, con un amor puro y generoso, intentará salvarlo. ¿Pero podrá él dominar su orgullo y dejarse salvar?

Opinión.
El argumento, varias veces tocado por el cine desde los años 30, da para mil versiones porque toca temas eternos: aprovecha los días del tránsito del cine mudo al cine sonoro para que sintamos en el corazón el inexorable paso del tiempo con una tristeza no exenta de gozo, que vivamos la alegría de vivir y deseemos el amor sin fin. Una película admirable y excepcional, deliciosa desde el principio hasta los títulos del final, con momentos tejidos por Hazanavicius con una poesía visual (y musical) arrebatadora. Un drama porque nos conmueve con la visión de la tragedia que nos acecha siempre y de cómo todo puede parecer abocado al fracaso y la muerte, una comedia porque nos despierta a la gran esperanza de que la lealtad y la amistad todo lo pueden.
Los espléndidos actores están conmovedores, sabedores de que sus papeles son tal vez la cima de su carrera. No es sólo que Dujardin (¡qué Valentino-Fairbanks-Gilbert tan perfecto!) y Bejo (¡su correspondiente Bara-Pickford-Garbo-Swanson-Crawford es prodigiosa!) estén en pleno éxtasis interpretativo, sino que también los secundarios están geniales, desde el inconmensurable James Cromwell en su papel de Clifton, el chófer leal hasta lo imposible, hasta el perro Uggie que compone una actuación  pasmosa e intenta apoderarse de la función con la complicidad del público, pasando por un elenco formidable con Goodman como Al Zimmer, el productor duro pero con buen corazón, McDowell como extra que imita (¿o es?) Erich Von Stroheim (una confesada debilidad de Hazanavicius), y tantos otros.
Para los amantes del cine mudo de antes esta es una resurrección épica y para quienes creían que tiempos pasados nunca pudieron ser mejores, esto les desmiente de una vez por todas, aunque sepamos que esto no es el retorno del cine mudo. Es CINE autoreferencial con mayúsculas, cine con emoción, cine con amor por la humanidad y cada una de sus criaturas.

Fuentes.
Martos, David. 'The Artist' es la mejor película de 2011 según la revista 'Time'. "Cadena Ser" (8-XII-2011).
Boyero, Carlos. Sin palabras. “El País” (16-XII-2011) 48. Boyero rinde homenaje a esta película admirable, que viene precedida de un inmenso éxito crítico.
Gubern, Roman. La lengua es un don de los dioses. “El País” (16-XII-2011) 48. Gubern repasa el impacto del paso del cine mudo al sonoro hacia 1930.
Martínez, Luis. Resucitar el cine muerto. “El Cultural” (16-XII-2011) 52-53.
Belinchón, Gregorio. Cuando los Oscar se quedan sin palabras. “El País” (22-XII-2011) 44.
Redacción. Entrevista. Michel Hazanavicius. 'No quería ironía ni sarcasmo en esta película'. “La gran ilusión” 169 (I-2012) 12-13.
Belinchón, Gregorio. ‘The Artist’… y luego los demás. “El País” (24-I-2012) 40. Considera The Artist como la película favorita a las nominaciones de los Oscar.
Bellver, Juan Manuel. Jean Dujardin. El cerrajero que ha conquistado Hollywood. “El Mundo” La otra crónica (18-II-2012) 13.
Fernández-Santos, Elsa. El Oscar de un mundo que agoniza. “El País” (28-II-2012) 38. El triunfo de 'The Artist'.
Hermoso, Borja. Chevalier, Montand... Dujardin. “El País” (28-II-2012) 38.
Boyero, Carlos. Cine de siempre, sentimiento, vida y humor: 'The Artist'. “El País” (28-II-2012) 39.
Rodríguez Rivero, Manuel. Mermelada de nostalgia. “El País” (29-II-2012) 39. Los premios para The Artist y La invención de Hugo muestran una nostalgia del pasado del cine.
Ayuso, Rocío. Entrevista. Bérénice Bejo: ‘En los oscar quiero impresionara a mi marido. Me haré un vestido a medida’. “El País”, S Moda 20 (4-II-2012) 74-75. La actriz, esposa del director Michel Hazanavicius y de familia de origen argentino, ha deslumbrado en  The artist.

Tú eres el siguiente (2011), de Adam Wingard.


Tú eres el siguiente (2011). EE UU. Género: terror. Duración: 94 minutos. Dirección: Adam Wingard. Intérpretes: Sharni Vinson, Nicholas Tucci, Joe Swanberg, Wendy Glenn, AJ Bowen, LC Holt, Amy Seimetz, Ti West, Rob Moran, Barbara Crampton, Simon Barrett. Guión: Simon Barrett. Música: Max Heldtberg. Fotografía: Andrew Droz Palermo. Montaje: Adam Wingard.
Trama.
Una familia es atacada en su casa por unos locos asesinos.
Opinión.
Una historia mil veces vista en telefilms pero que se salva porque está engarzada con una habilidad notable y cuenta con algunas actuaciones brillantes.
Fuentes.
Costa, Jordi. La hora del ‘mumblegore’. “El País” (6-IX-2013) 43. Muy elogiosa.

No hay comentarios: