Mis blogs

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Cómic, Fotografía, Moda), Heródoto (Actualidad, Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).y Pensamiento, Religión y Teo

viernes, 15 de abril de 2016

El cielo sobre Berlín (1987), de Wim Wenders.

El cielo sobre Berlín (1987), de Wim Wenders.



El cielo sobre Berlín (1987). Der Himmel Úber Berlin. RFA. Género: drama. Duración: 128 minutos. Dirección: Wim Wenders. Intérpretes: Bruno Ganz, Otto Sander, Curt Bois, Peter Falk, Solveig Dommartin. Guión: Wim Wenders, sobre la novela de Peter Handke. Música: Jürgen Knieper. Fotografía: Henri Alekan. Montaje: Peter Brzygodda.

Argumento.
Dos ángeles, Damiel y Cassiel, sobrevuelan Berlín, ciudad dividida por el "muro de la vergüenza". Sólo son visibles para los niños y los hombres de corazón puro. Testigos impotentes que no pueden cambiar el curso de los acontecimientos, sienten una gran compasión por los seres humanos. También conocen a un desesperado suicida, un anciano que recuerda el trágico pasado de la ciudad e incluso otro ángel que escogió ser hombre. Damiel (Bruno Ganz), también decidido a conocer los sentimientos de los mortales, aunque sea pagando el precio de su inmortalidad, se enamora de una joven trapecista...

Damiel contemplando el mundo de los hombres.

Sobre la Columna de la Victoria en el Tiergarten.

Opinion.
Un filme trascendente, con una fotografía expresionista de Alekan en un austero blanco y negro para el punto de vista de los ángeles y un apasionado colorido para la existencia mortal, atesora diálogos filosóficos y poéticos sobre la vida y la muerte, muestra la realidad alemana desde la II Guerra Mundial y recorre un paisaje urbano pleno de significados ambiguos, como algunas criptocríticas del nacionalismo y la identidad del pueblo alemán. El resultado es una obra de culto, reconocida con merecidas alabanzas por la crítica, multipremiada con justicia, para paladear con tiempo y rigor, que probablemente pasará a la historia del cine pese a su extrema dificultad y su escaso atractivo comercial.


Una mención especial para dos actores en estado de gracia, Ganz y Falk, que componen sus papeles con rara perfección, como en este emparejamiento.



La escena del accidente en el puente.

Fuentes.