Mis blogs

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Cómic, Fotografía, Moda), Heródoto (Actualidad, Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).y Pensamiento, Religión y Teo

jueves, 17 de julio de 2014

Salvador Dalí (1904-1989).

SALVADOR DALÍ (1904-1989)*Esta entrada es un resumen para clases de 2º de Bachillerato.

LOS PRIMEROS AÑOS.
PERIODO PRESURREALISTA.
CONTACTO CON EL SURREALISMO.
PERIODO SURREALISTA.
PERIODO MÍSTICO.
LOS ÚLTIMOS AÑOS.

DALÍ.


                                Todo lo que quise saber sobre Dalí. 10 minutos.
Salvador Dalí, pintor español nacido en Cataluña (Figueres, 1904-Port Lligat, 24-I-1989). Nieto, Aznar y Soto destacan que: ‹‹Salvador Dalí (1904-1989) se propuso sobre todo plasmar en sus cuadros las imágenes de la irracionalidad con una técnica minuciosa que recupera toda la tradición realista de la pintura.›› [Nieto; Aznar; Soto. Historia del Arte. 1994: 180.]

LOS PRIMEROS AÑOS.
Descendiente de una familia rica y culta, se formó de modo autodidacto en Figueras, aunque entre 1921 y 1924 asistió en Madrid a las clases de dibujo y pintura de la Academia de San Fernando, de la que es expulsado (1926) por su indisciplina (declaró incompetente al tribunal que le examinaba).

PERIODO PRESURREALISTA.
En Madrid vivió en Residencia de Estudiantes y vive el ambiente de la Institución Libre de Enseñanza, haciéndose amigo de García Lorca y Buñuel y muchos otros intelectuales y artistas vanguardistas. Recibe varias influencias: el cubismo de Picasso y Braque, la pintura noucentista y descriptiva de paisajes bucólicos del catalán Joaquim Sunyer, el futurismo de Carrà, la pintura metafísica de Chirico, el modernismo orgánico del arquitecto Gaudí. La influencia de Chirico es evidente en una de sus mejores obras tempranas, Muchacha de espaldas mirando por la ventana (1925, MNCARS de Madrid), tomando como modelo a su hermana, en la que resaltan el realismo, el misterio, la solidez de las formas y la precisión del dibujo. Su punto fuerte siempre será el dibujo, en el que es un maestro.
En 1925-1927 expuso repetidamente en Madrid y Barcelona (Galeries Dalmau en 1925 y 1927) e intervino en las actividades de vanguardia de Cataluña, con conferencias y artículos, que le dieron una merecida celebridad como ensayista de arte.

CONTACTO CON EL SURREALISMO.
En París (1926), busca la realidad en los sueños y el subconsciente. Es una época marcada en el arte europeo por los experimentos dadaístas, surrealistas y otros. Dalí aprende de la obra de Picasso, Miró, Arp, Klee, Ernst, Duchamp, Man Ray... Se interesa por el ambiente parisino, que encuentra muy superior al barcelonés y decide marcharse, cambiar de vida.

PERIODO SURREALISTA.
A partir de 1928 se establece habitualmente en París. Se integra hacia 1929 en el grupo surrealista gracias a Miró, que le presenta a Breton, aunque su independencia le hace siempre conflictivo, hasta su posterior expulsión (1934), por unas declaraciones en las que parecía favorable a Hitler (fue sólo una provocación, pues poco después atacaba al nazismo).
Hace su primera exposición individual en 1929, con gran éxito comercial y colabora en este mismo 1929 y en 1931 con Buñuel en las películas Un chien andalou L'âge d'or y en las sucesivas ediciones de la revista “Le surréalisme au service de la révolution”, de orientación comunista.
Dalí es desde entonces el adalid del surrealismo figurativo, manteniendo la perspectiva tradicional, pero representado objetos sometidos a relaciones absurdas, con el fin de impactar al espectador, por lo que, junto con Magritte, representa la vía onírica del surrealismo.
Sigue un método propio, el paranoico-crítico, con el que recrea un mundo obsesivo y fantasmagórico. El método consiste en asociar imágenes de variada procedencia psíquica, onírica y subjetivista procurando reflejar lo inconsciente y subconsciente. Así, se juntan imágenes arbitrarias (sin el menor sentido lógico) con otras que surgen obsesivamente en su trayectoria (como El Angelus de Millet o el Guillermo Tell). Su método se aplica asimismo a los objetos que diseñaba, con un funcionamiento simbólico lleno de ironía.
Su estilo, que ya no variará en lo esencial en el resto de su vida, es de una técnica minuciosa, con fondos desnudos o rocosos (desde 1956 los parajes de Port Lligat). Toma una gran variedad de elementos plásticos (algunos obsesivamente repetidos), malea y deforma los objetos sólidos, hace múltiples alusiones sexuales, yuxtaposiciones de objetos y seres (a veces con excesos barroquistas, otras veces con crudo realismo fotográfico), metamorfosis de personas en muebles, etc.

Dalí. El gran masturbador (1929).


Destacan las obras El gran masturbador (1929), La desintegración de la persistencia de la memoria (1931), con los elementos espaciales representados como duros y los temporales (los relojes), como blandos; El espectro del Sex Appeal (1931), La cesta del pan (1945, sobre un tema ya tratado en 1926).
Un acontecimiento esencial es su emparejamiento y posterior matrimonio con Gala, una exiliada rusa, mayor que él, anterior mujer de Paul Eluard, la cual será la mayor influencia de su vida. Su padre, el notario, le deshereda, pero Gala, muy bien relacionada en París y Nueva York, dirigirá con gran acierto su carrera artística. Dalí la idolatró siempre, aunque su relación íntima tiene muchos claroscuros inconfesables (al parecer, Dalí era impotente y sublimaba esta carencia mediante el arte y su adoración por su esposa y en sus últimos años ella vivió en un castillo propio, con sus jóvenes amantes). Dalí la pintó numerosas veces, como en Madona de Port-Lligat (1950).
Viaja a EE UU en 1934 y luego a Italia en 1937 y 1939. Reside en Nueva York entre 1940 y 1956, donde alcanza un éxito extraordinario de crítica y mercado. Colabora en la escenografía de ballets y obras teatrales, en la elaboración de fantasiosas joyas y en el sueño surrealista de una película de Hitchcok, Recuerda (1946). Su fama comercial crece con sus bufonadas, su vestuario, sus frases impactantes, sus golpes de efecto: una vez llegó a una conferencia con un rinoceronte. En cierto modo es un artista-actor, uno de los primeros en hacer happening, aunque sin saberlo.

PERIODO MÍSTICO.
Vuelve a España después de 1945 en estancias que aumentarán después de 1956, alternando sus estancias en EE UU con otras en Port Lligat (Cadaqués, Gerona), un rincón de la costa catalana. Vuelve al catolicismo hacia 1950 y políticamente al franquismo, que le galardonará con la Gran Cruz de Isabel la Católica, en atención a que el artista acepta ser utilizado por el régimen, aunque no sería justo considerarle un franquista. Por ese motivo, entre otros, fue un artista menospreciado por los críticos y los artistas más progresistas (su enfrentamiento con Miró es muy conocido).

Dalí. Las tentaciones de San Antonio (1946).

Dalí. El Cristo de Sant Joan de la Creu (1951).

Tiende hacia una objetividad neta, con efectos fantásticos. El misticismo le lleva a las pinturas neoclásicas, muy parecidas de ambiente a las “metafísicas” de Chirico. Salvador Dalí plasma de forma insuperable las distancias, los horizontes sin final, como en Las tentaciones de San Antonio (1946). En El Cristo de Sant Joan de la Creu (1951) el mundo se pierde en una lejanía misteriosa, con una figura real, pero de escorzo violento (tal que parece que la cabeza surja del cuadro mientras que los pies se alejan hacia un horizonte misterioso). Otra obra mística es la Última Cena (1955).

LOS ÚLTIMOS AÑOS.
Hay un agotamiento del vigor creativo, repitiendo las mismas fórmulas de siempre. Tiene un interés patológico por el dinero y la comercialización de su obra (un defecto que tuvo desde el principio, del que el propio Dalí presumía y que la extravagancia de Gala contribuyó a aumentar), evidente en la repetición abusiva de sus grabados y joyas. Llegará a firmar miles de papeles en blanco, para venderlos a sus marchantes, que luego harán con ellos gravísimos excesos. Por ello, la obra de esta etapa tiene muy poco calor artístico y ni siquiera comercial en la actualidad, aunque subsiste su encanto kitsch.
Como escritor publicó varios libros, sobre su persona, como Secret Life of Salvador Dalí (1942), Journal d'un génie (1964) y su pintura. Son obras que son creaciones en sí mismas, con más fantasía de la exigible en obras documentales.
Su popularidad aumenta, empero. Sus retrospectivas son visitadas por multitudes. Su museo en Figueres es todavía hoy el segundo más visitado de España. El nuevo régimen democrático, después de 1975, le ennoblece con el título de marqués. Al enviudar de Gala en 1982 prácticamente abandona la pintura. Muere Dalí el 24-I-1989 a los 84 años, tras una larga agonía. Kirk Varnedoe, director del Departamento de Pintura y Escultura del MOMA de Nueva York, le califica entonces como ‹‹una figura única en el arte moderno››. Fue el más grandioso artista-espectáculo, en este sentido representa muy bien una de las grandes tendencias del arte contemporáneo y debemos considerar que al menos su obra del periodo juvenil y de primera madurez pervivirá por su valor estético.


FUENTES.
Libros generales.
Bonet, Juan Manuel. Diccionario de las vanguardias en España 1907-1936. Alianza Forma. Madrid. 1995. 654 pp.
Bozal, Valeriano. Pintura y escultura españolas del siglo XX. Vols. 36 (1900-1939) y 37 (1939-1990) de Col. Summa Artis. Espasa-Calpe. Madrid. 1992. 700 y 677 pp.
Brihuega, Jaime. Las vanguardias artísticas en España, 1909-1936. Istmo. Madrid. 1981. 581 pp.

Libros.
Ades, Dawn. Dalí. Folio. Barcelona. 1984. 217 pp.
Brihuega, Jaime. Miró y Dalí: los grandes surrealistas. Anaya. Madrid. 1993. 95 pp.
Dalí, Salvador. Vida secreta de Salvador Dalí por Salvador Dalí. Empúries. Barcelona. 1993 (1981). 431 pp.
Descharnes, Robert; Néret, Gilles. Salvador Dalí: 1904-1989Taschen. Colonia. 1989. 224 pp.
Gibson, Ian. La vida desaforada de Salvador Dalí. Anagrama. Barcelona. 1998. 958 pp. La biografía de referencia.
Gómez de Liaño, Ignacio. Dalí. Polígrafa. Barcelona. 1982. 33 pp.