Mis blogs

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Cómic, Fotografía, Moda), Heródoto (Actualidad, Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).y Pensamiento, Religión y Teo

sábado, 18 de enero de 2014

Las películas Tolkien de El hobbit.

       La primera versión de El hobbit (1966), de Gene Deitch.




Deitch realizó en 1966 una primera versión de 12 minutos de El hobbit, con técnicas más de dibujo fijo inspirado por la ilustración de libros de cuentos infantiles (de menos de 10 años) que de animación, y logró una historieta con cierto encanto visual.
Fuentes.

La segunda versión de El hobbit (1977), de Rankin/Bass.


La versión de animación más completa fue realizada en 1977 por el estudio Rankin/Bass, con una duración de 77 minutos, y un encanto notable. Para dar dentera: lal voz de Gandalf la ponía el gran John Huston y la del dragón Smaug un Richard Boone admirable.
Fuentes.

       La trilogía de El hobbit (2012-2014), de Peter Jackson.




Primera parte:
El hobbit, un viaje inesperado (2012). EE UU. Género: aventuras y fantasía. Duración: 169 minutos (hay una versión extendida para DVD de 182 minutos). Dirección: Peter Jackson. Intérpretes: Martin Freeman, Richard Armitage, Ian McKellen, Kate Blanchett, Hugo Weaving, Andy Serkis, James Nesbitt, Christopher Lee. Guión: sobre la novela de Tolkien, adaptación por Fran Walsh, Philippa Boyens, Guillermo del Toro y Peter Jackson. Música: Howard Shore. Fotografía: Andrew Lesnie. Montaje: Jabez Olssen.
Primera parte de la nueva trilogía fílmica de la Tierra Media, cuenta la aventura del hobbit Bilbo Bolsón junto a Galdalf y una banda de enanos dispuestos a todo para recuperar su reino de las garras del dragón Smaug.

Las críticas iniciales no han sido casi unánimente positivas, como en la trilogía anterior. En general han destacado su espectacularidad y fidelidad a la novela original, pero también el excesivo alargamiento de la narración, pues libro de El hobbit ocupa aproximadamente la sexta parte de El señor de los anillos por lo que a priori el film parece muy hinchado para conseguir la mayor recaudación posible.
Una escéptica prevención, por tanto, era razonable antes de ir al cine, y no pocos aficionados se retrajeron aduciendo que temían quedar decepcionados. Pero la primera parte de El hobbit es una película excelente por muchos motivos.


Para empezar, las sólidas interpretaciones. Por ejemplo, Freeman compone un Bilbo puede que incluso superior al ya notable Frodo de Elijah Wood; Armitage es un Thorin de vigor humano impresionante, encabezando una partida de enanos muy convincentes en sus papeles; Serkis borda un Gollum asombrosamente matizado en su breve aparición; McKellen compone un Gandalf admirable en su sencillez como ya intuíamos antes de verle; y los demás comparecientes de la primera trilogía se notan cómodos en sus nostálgicos papeles.

La ambientación es excelente, como era de esperar, en la recreación de Hobbiton (la Comarca), Rivendel (la capital de los elfos) y la ciudad subterránea de los trasgos, y los paisajes abrumadoramente bellos de las montañas de Nueva Zelanda recobran el protagonismo que ya vimos en la trilogía anterior.

Y tal vez lo mejor es el guion, que transcurre con acertados y leves golpes de timón que van incrementando paulatinamente la acción y la emoción, hasta la gran batalla de masas en la caverna de los trasgos, intercalada con el encuentro entre Bilbo y Gollum en las profundidades, antes del hito de la batalla entre Thorin y su archienemigo. Heroísmo, amistad, lealtad... todos los alicientes morales que salpican la obra de Tolkien con un cálido aliento de humanidad durante la eterna lucha entre el bien y el mal.


Al final el público queda exhausto, felices los niños, emocionados muchos de los adultos. Esperando la segunda dosis de esta dorada pócima de entretenimiento y aventura, el 13 de diciembre de 2013.

Fuentes.
García, Toni. Entrevista. Ian McKellen. El gran mago de la interpretación. “El País” Semanal 1.889 (9-XII-2012) 40-45.
Celis, Barbara. Peter Jackson / Director de ‘El hobbit, un viaje inesperado’. “El País” (12-XII-2012) 46-47.
Cieply, Michael; Barnes, Brooks. Nueva Zelanda, patria oficial de ‘El hobbit’. “El País/The New York Times” (13-XII-2012) 5. Polémica por las grandes ayudas gubernamentales a la industria cinematográfica (hasta 200 millones de dólares en 2011), dominada por Peter Jackson, con hitos como la saga de El señor de los anillos y El hobbit.
Boyero, Carlos. ¿El hobbit? Más de lo mismo. “El País” (14-XII-2012) 46. Carga contra la película y toda la saga.
Llopart, Salvador. Variaciones Gollum. “La Vanguardia” (14-XII-2012).

Segunda parte.


El hobbit: La desolación de Smaug (2013). EE UU. Género: aventuras y fantasía. Duración: 161 minutos. Dirección: Peter Jackson. Intérpretes: Martin Freeman, Richard Armitage, Ian McKellen, Kate Blanchett, Hugo Weaving, Andy Serkis, James Nesbitt, Christopher Lee. Guión: sobre la novela de Tolkien, adaptación por Fran Walsh, Philippa Boyens, Guillermo del Toro y Peter Jackson. Música: Howard Shore. Fotografía: Andrew Lesnie. Montaje: Jabez Olssen.
La segunda parte ha sido una decepción pues baja mucho el nivel de la primera, como si la fuerza dramática se hubiera agotado. Sigue siendo cine interesante pero se esperaba mucho más. Falta emoción en los momentos intimistas, falta épica en las grandes escenas de lucha, falta una descripción convincente de los personajes. 
Falta demasiado.


Fuentes.
Costa, Jordi. Caballo grande, ande o no ande. “El País” (13-XII-2013) 47. Critica el excesivo metraje de las tres partes de El hobbit, y en concreto de esta segunda, de la que destaca tres secuencias clave, el enfrentamiento con la arañas, la huida en tones de la fortaleza élfica y el combate con el dragón, que Jackson no habría sabido resolver desde una perspectiva cinematográfica sino más bien como un videojuego arrollador.




El hobbit. La batalla de los cinco ejércitos (2014). EE UU. Género: fantasía. Duración: 144 minutos. Dirección: Peter Jackson. Intérpretes: Martin Freeman, Richard Armitage, Luke Evans, Ian McKellen, Aidan Turner, Evangeline Lilly, Orlando Bloom. Lee Pace, Ryan Gage, Cate Blanchett, Hugo Weaving, Christopher Lee. Guión: Philippa Boyens, Peter Jackson, Fran Walsh, Guillermo del Toro. Música: Howard Shore. Fotografía: Andrew Lesnie. Montaje: sin datos (probablemente el mismo Peter Jackson y ayudantes).
Un grave error. Se intuía que el alargamiento de la trama de la novela corta El hobbit (apenas tres cientas páginas) en una trilogía de casi nueve horas era una trampa comercial casi insoluble. Jackson, un genio sin duda cuando pone lo mejor de sí, expone aquí al desnudo sus límites como director, con un ritmo cansino y carente de épica, a ratos plano y aburrido hasta decir basta, lo que sugiere que no ha puesto su alma en el final de esta producción, sino desgana.
Ni siquiera ha retratado la sublime grandeza de los paisajes neozelandeses, difuminados por los efectos especiales y unas tomas aéreas sin sentido. Cuenta con una música sinfónica de calidad (Shore nunca ha defraudado en esta serie) pero en este filme su partitura no encaja armoniosamente con las imágenes.
Los personajes están desdibujados, sin aliento humano, como si fueran fríos estereotipos de sí mismos (el gran McKellen ni siquiera tiene momentos o diálogos para brillar), y la evolución de algunos es incomprensible: por ejemplo, los cambios psicológicos de Thorin no son creíbles pese a ser fundamentales en la historia y es especialmente lamentable la escena de su reconversión final al lado luminoso (Armitage parece incluso confuso ante su inanidad).
Las escenas intimistas carecen de emoción porque se busca la repetición de una grandilocuencia impostada, mas lo peor son las escenas espasmódicas (casi ridículas en su insipidez) de combates y la interminable batalla (dos páginas en el libro, tres cuartos de hora en la pantalla), narrada al modo irreal de un videojuego con ejércitos tan mal clonados que producen una desagradable sensación de engaño visual. ¡Qué inmensa diferencia respecto a las dos épicas batallas de El retorno del rey!
Hay algunos momentos de buen gusto. Sí. Pero el conjunto resulta un penoso error. Jackson  inició su sexteto de Tolkien tocado por el genio pero lo termina con un mal brochazo.
Fuentes.
Artículos.
Abril, Guillermo. Hobbit. El círculo se cierra. “El País” Semanal 1.990 (16-XI-2014) 30-40.
Ayuso, Rocío. Martin Freeman. ‘No soy el único Bilbo Bolsón. Soy el mejor’. “El País” (19-XI-2014).
Ocaña, Javier. Desmesura por acumulación. “El País” (19-XII-2014) 48.
Palacios, Jesús. Adiós a la Tierra Media. “El Cultural” (19-XII-2014) 46-47. Lamenta que Jackson caiga en el ridículo.

No hay comentarios: