Mis blogs

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Cómic, Fotografía, Moda), Heródoto (Actualidad, Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).y Pensamiento, Religión y Teo

viernes, 3 de febrero de 2012

El discurso del rey (The King’s Speech) (2010), de Tom Hooper.

El discurso del rey (The King’s Speech) (2010), de Tom Hooper.


El discurso del rey’ (2010). The King’s Speech. Reino Unido. Género: Histórica y comedia dramática. Duración: 118 minutos. Dirección: Tom Hooper. Productora: UK Film Council / The Weinstein Company. Actores: Colin Firth (Alberto, rey Jorge VI), Geoffrey Rush (Lionel Logue), Helena Bonham-Carter (reina Elizabeth), Michael Gambon (rey Jorge V), Guy Pearce (rey Eduardo VIII), Derek Jacobi (Gordon Lang, arzobispo de Canterbury), Timothy Spall (Winston Churchill). Guión: David Seidler. Música: Alexander Desplat. Fotografía: Danny Cohen. Montaje: Tarik Anwar.
Trama.
El príncipe del Reino Unido debe aprender a hablar en público si quiere cumplir con su deber, y con más razón si puede convertirse en rey de la noche a la mañana...
Opinión.
La receta del éxito. ¿Cómo una película histórica barata, rodada en dos meses casi sin extras y con mínimos decorados, con un tema aparentemente banal como es la tartamudez de su personaje principal, ha podido ganar tantos premios y que haya consenso en que los merece?
Los productores, aquí un equipo colectivo y multinacional, escogen los mimbres con exquisito cuidado, y se ganan así su Oscar a la mejor película.
Se toma una buena historia de superación y de amistad más allá de las clases sociales en tiempos de hierro y sangre, y se construye un guión cuidadoso con los sentimientos, obra de David Seidler, tartamudo él mismo, honrado con un Oscar.
Se ficha un director con experiencia en el género, Tom Hooper, autor de excelentes adaptaciones de prestigio como John Adams y Elizabeth I, también premiado aquí con su Oscar.
Se selecciona un elenco de magníficos actores británicos, de esos que actúan con la facilidad de toda una vida de tablas, y aquí la lista es espectacular, destacando los inmensos Colin Firth, quien pese a la dura competencia de este año no desmerece su Oscar, para el que fue apuntado desde el principio como el máximo favorito con un personaje tan agradecido por sus limitaciones físicas y la hondura de su alma entregada al deber hacia su pueblo; Geoffrey Rush, quien vale para todo papel, desde el más contenido hasta el más histriónico, y que nos transmite todas las vueltas interiores del modesto logopeda; y Helena Bonham-Carter, tan sutil como delicada en sus matices de esposa abnegada, que prosigue su gran camino desde que nos enamoró por primera vez en Una habitación con vistas (1985).
Se suben además al carro grandes especialistas: en la fotografía un Cohen que consigue unas tonalidades como debían ser en aquel tiempo de 1936-1939, aunque en alguna crítica se le haya afeado su abuso del gran angular fotográfico, y en la música un Desplat aquí brillante a la vez que austero, y se cuidan sobremanera el sonido que es un apoyo especialmente valioso en un film de habla y silencio, el decorado tan escaso pero tan creíble, y así todos los factores que dan la impronta de una sólida factura técnica, como es marca del mejor cine británico.
Pero tantas veces estos ingredientes se han juntado y no han logrado grandes resultados, que debemos preguntarnos si no ha aparecido en El discurso del rey la magia del cine, esa que apareció por ejemplo en la Casablanca de Michael Curtiz y que ha tocado con su varita a muchas películas, sin duda dignísimas, pero que a priori nadie pensaba que ascenderían las cumbres. La naturaleza de esa magia permanece desconocida, es un misterio. Nadie conoce si la receta perfecta dará el mejor plato, y nos satisface constatar que en este film ha vuelto a producirse el milagro. 

Fuentes:
AA.VV. [es.wikipedia.org/wiki/El_discurso_del_rey]
AA.VV. [Filmaffinity.com]
Belinchón, Gregorio. ‘El discurso del rey’, el triunfo del boca a boca. “El País” (26-II-2011).
Cavero, Ana. ‘Tu tartamudez es la del rey’. “El País” (6-III-2011).
Ocaña, Javier. Tartamudez en gran angular. “El País” (24-XII-2010).

Antonio Boix Pons, en Palma de Mallorca (6-III-2011).