Mis blogs

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Cómic, Fotografía, Moda), Heródoto (Actualidad, Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).y Pensamiento, Religión y Teo

viernes, 3 de febrero de 2012

Drive (2011), de Nicholas Winding Refn.

               Drive (2011), de Nicholas Winding Refn.


 
Drive (2011). EE UU. Género: thriller. Duración: 100 minutos. Director: Nicolas Winding Refn. Intérpretes: Ryan Gosling, Carey Mulligan, Ron Perlman, Albert Brooks, Bryan Cranston, Christina Hendricks, Oscar Isaac. Guion: Hossein Amini. Fotografía: Newton Thomas Sigel. Música: Cliff Martinez. Montaje: Matthew Newman.
Trailer: [www.youtube.com/watch?v=--XQKuqUrMo]
Trama.
La historia de un mecánico que sueña con ser conductor de carreras y mientrastanto busca una emoción en su vida anodina actuando como conductor de atracos. El naciente amor por una joven le llevará a un enfrentamiento brutal con una banda.
Opinión.
La crítica concuerda en la excelencia de esta película del danés Nicolas Winding Refn (Copenhague, 1970), que adapta una novela negra de un autor principal del género, James Sallis (Nueva Orleans, 1944). Mi opinión después de ver la V.O.S. (las voces originales son fundamentales en esta película) es que es una obra de extraordinaria calidad, beneficiada de que el joven Ryan Reynolds demuestra ser un actor relevante, que matiza con un cuidado de orfebre su personaje aparentemente casi autista, pero que esconde dentro de sí una fiera, un escorpión (el motivo de su chaqueta) que no puede huir de su destino aunque le arrastre a la muerte. Una mención especial para el gran Albert Brooks, que borda su papel de malvado encantador. El duelo final entre los dos protagonistas nos hace dudar de quién es la rana y quién el escorpión. Y solo una nota de duda: el final demasiado abierto.
Fuentes.
Reviriego, Carlos. La naturaleza del escorpión. “El Cultural” (22-XII-2011) 35.
Boyero, Carlos. El corazón del samurái. “El País” (28-XII-2011) 40.
García, Toni. Entrevista. James Sallis / Autor del libro que inspiró ‘Drive’. “El País” (30-XII-2011) 42.
Redacción. Metafísica, milagros y cabaret. “El Cultural” (30-XII-2011) 36-37. Los críticos de la revista la eligen la tercera mejor película extranjera de 2011.
Lectura relacionada.
James Sallis. Drive. Trad. de Juanjo Estrella. RBA. Barcelona, 2009. 156 pp. Reseña de Mora, Rosa. A trallazos. “El País” Babelia (21-II-2009). Mora escribe con la prosa directa del género negro:

‹‹James Sallis dedica Drive a Ed McBain, Donald Westlake y a Lawrence Block, "tres grandes escritores norteamericanos". Él también lo es y ésta es una excelente novela. Breve, de 156 páginas, y de una enorme intensidad.
Driver vio, durante la cena, cómo su madre mataba a su padre. Él siguió comiendo. Acabó en una familia de acogida. A los 16 años se largó para ir a Los Ángeles para trabajar en el cine, pero no como actor sino como conductor especialista en escenas de doblaje. Conducir es lo que mejor sabe hacer. Pronto se corre la voz de que es el mejor y trabajo no le falta, pero le surge otro en el que ni siquiera pensaba: conducir para delincuentes. Driver lo deja muy claro: "Yo conduzco, no hago nada más. Yo no participo, no conozco a nadie, no llevo armas. Yo sólo conduzco". Todo va bien hasta que topa con Nino, un capo mafioso, que organiza un falso atraco para cargarse a varios de los suyos.
Se han roto las reglas que impuso Driver. Quiere devolver el cuarto de millón de dólares que quedó en sus manos, pero el capo no para de mandarle matones. La guerra será a muerte y la venganza del conductor implacable.
Sallis hace un retrato nada complaciente del "país de las maravillas", del "persistente sueño americano". Los Ángeles que nos muestra no es el de los triunfadores, es el de tanta gente que vive o malvive del salario mínimo. Los aficionados al género negro probablemente le conocerán ya por la serie de novelas, protagonizadas por el detective negro de Nueva Orleans, Lew Griffin, un tipo solitario, autodidacta y autodestructivo. Las publicó en España, con más pena que gloria, la desaparecida editorial Poliedro. Son estupendas y RBA está dispuesta a recuperarlas.
Sallis es especial. Escribe a trallazos, saltando del presente al pasado y al revés con agilidad diabólica. Sus diálogos son contundentes y sus construcciones literarias sorprendentes, con una poética negra que enlaza con los grandes. Su registro es muy amplio: enamorado del jazz (ha escrito diversos ensayos), de la ciencia-ficción (ha escrito una antología), de la literatura europea, de la francesa en especial e incluso de la española (en El avispón negro, por ejemplo, cita En los reinos de taifa, de Juan Goytisolo).››

No hay comentarios: